Decenas de sirios y ucranianos claman contra Putin a su llegada a Berlín

Decenas de ciudadanos sirios y ucranianos unieron hoy sus voces contra el presidente ruso, Vladímir Putin, a su llegada a Berlín para participar en una reunión con la canciller, Angela Merkel, y los presidentes de Francia, François Hollande, y Ucrania, Petró Poroshenko.

Decenas de sirios y ucranianos claman contra Putin a su llegada a Berlín Decenas de sirios y ucranianos claman contra Putin a su llegada a Berlín

Decenas de sirios y ucranianos claman contra Putin a su llegada a Berlín

Decenas de ciudadanos sirios y ucranianos unieron hoy sus voces contra el presidente ruso, Vladímir Putin, a su llegada a Berlín para participar en una reunión con la canciller, Angela Merkel, y los presidentes de Francia, François Hollande, y Ucrania, Petró Poroshenko.

Junto a ellos, había un centenar de osos de peluche ensangrentados, vendados y rotos colocados en el suelo por la ONG Avaaz para pedir el fin de los bombardeos de la avión rusa y siria sobre Alepo y protección para los niños atrapados en la ciudad.

En torno a las 16.30 GMT, más de una hora después de la llegada de Hollande y Poroshenko, Merkel recibió al presidente ruso en la Cancillería mientras en el exterior los activistas gritaban "fuera Putin" y "parad la guerra".

El objetivo formal de esta cumbre es intentar desatascar el conflicto en el este de Ucrania, pero Merkel avanzó ayer su intención y la del presidente francés de abordar con Putin el drama humanitario que se padece en Siria y en concreto en Alepo.

Con zapatos en la mano como señal de rechazo y eslóganes contra el régimen del presidente Bachar al Asad, decenas de jóvenes sirios residentes en Alemania pidieron el fin de la guerra en su país y lanzaron proclamas contra Moscú.

A pocos pasos de ellos, los activistas de Avaaz reclamaron acabar con los bombardeos sobre Alepo, donde, según sus cifras, alrededor de 275.000 personas, incluyendo 100.000 niños, están sitiados con acceso limitado a agua, comida y medicamentos.

Tras cinco años de guerra, explicó a Efe Christoff Schott, responsable en Alemania de las campañas de esta ONG, no hay que perder la esperanza y Merkel puede desempeñar un papel clave para decirle a Putin que "ya basta", exigir el fin de los bombardeos y avanzar hacia la paz.

Poco antes del inicio de la cumbre en Berlín, Rusia anunció que la "pausa humanitaria" de mañana en Alepo se prolongará durante once horas, en vez de las ocho previstas, a petición de las organizaciones internacionales.

La canciller alemana ha advertido de que no se puede esperar "ningún milagro" de la reunión de hoy y ha ratificado que todas las opciones están sobre la mesa, también las sanciones a Moscú.

Junto a los activistas sirios y con Putin como enemigo común, un grupo de ciudadanos ucranianos alzaron sus voces frente a la Cancillería para denunciar la presencia continua de fuerzas prorrusas en el este de su país, mientras que a varios metros una decena de compatriotas tachaban a Poroshenko de "asesino de su propio pueblo y títere de Estados Unidos".

Más noticias

0 Comentarios