La mayoría de los estadounidenses rechaza las prioridades migratorias de Trump

La mayoría de los estadounidenses está en desacuerdo con los planteamientos de su presidente, Donald Trump, en inmigración, con casi dos tercios de la población que prefieren un camino hacia un estatus legal para los indocumentados en vez de deportaciones masivas, indicó una encuesta revelada hoy.

La mayoría de los estadounidenses rechaza las prioridades migratorias de Trump La mayoría de los estadounidenses rechaza las prioridades migratorias de Trump

La mayoría de los estadounidenses rechaza las prioridades migratorias de Trump

La mayoría de los estadounidenses está en desacuerdo con los planteamientos de su presidente, Donald Trump, en inmigración, con casi dos tercios de la población que prefieren un camino hacia un estatus legal para los indocumentados en vez de deportaciones masivas, indicó una encuesta revelada hoy.

Según el sondeo, llevado a cabo por la cadena CNN, seis de cada diez estadounidenses dicen estar muy preocupados ante las medidas excesivas del Gobierno sobre las deportaciones.

En total, el 60 % de los encuestados asegura que la máxima prioridad de la Casa Blanca en cuanto a la inmigración ilegal debería ser desarrollar un plan que permita a los indocumentados que forman parte de la fuerza laboral convertirse en residentes legales.

Por contra, un 26 % considera que la mayor prioridad debe ser desarrollar un plan para detener los cruces ilegales en la frontera, mientras que un 13 % cree que las deportaciones deben ser la primera medida.

Aunque el mandatario ha hecho campaña en contra de la "amnistía" para inmigrantes indocumentados, ha evitado rescindir las medidas migratorias impulsadas por el expresidente Barack Obama para proteger a los jóvenes sin papeles que llegaron siendo niños al país.

De hecho, en su discurso ante la sesión conjunta del Congreso hace unas semanas, Trump indicó que está abierto a dialogar para impulsar un texto de reforma migratoria integral, aunque no dio demasiados detalles.

La encuesta revela además que el 90 % de la población apoya ofrecer un camino a la ciudadanía estadounidenses a los inmigrantes que son indocumentados pero tienen trabajo, hablan inglés y además pagan impuestos.

En sus primeros días en la Casa Blanca, Trump implementó ciertas medidas para reforzar la frontera que incluyeron un fortalecimiento de las fuerzas de deportación y los agentes fronterizos, así como la creación de una oficina para las víctimas de inmigrantes criminales.

Sin embargo, el estudio apunta que los estadounidenses están más preocupados por el impacto de las deportaciones en el país (58 %), que por la criminalidad de los inmigrantes (40 %).

En cuanto a las prioridades de deportación, siete de cada 10 dicen que el Gobierno no debe intentar deportar ilegalmente a todos los inmigrantes que viven en el país, una cifra que hace unos meses era un poco menor (66 %).

Entre los republicanos, el 55 % se opone a los intentos de deportar a todas las personas que viven en EE.UU. ilegalmente, algo a lo que se oponen el 86 % de los demócratas y el 71 % de los independientes.

La encuesta se realizó entre 1.025 adultos estadounidenses de manera telefónica del 1 y el 4 de marzo, y tiene un margen de error de más o menos 3 puntos porcentuales.

Más noticias

0 Comentarios