La mayoría de los empleados de los bancos brasileños pone fin a la huelga

Los empleados de los bancos en la mayoría de los estados de Brasil decidieron hoy poner fin a la huelga que comenzaron el pasado 6 de octubre, después de aceptar la oferta de un reajuste salarial del 10 % propuesto por la patronal, según informaron fuentes sindicales.
Los empleados de los bancos en la mayoría de los estados de Brasil decidieron hoy poner fin a la huelga que comenzaron el pasado 6 de octubre, después de aceptar la oferta de un reajuste salarial del 10 % propuesto por la patronal, según informaron fuentes sindicales.Los empleados de las regiones de Sao Paulo, Río de Janeiro, Goiás, Mato Grosso del Sur, Minas Gerais, Pará, Paraná, Piauí, Río Grande del Sur, Rondonia, Santa Catarina, Sergipe y Tocantins se reincorporarán este martes a sus puestos de trabajo, después de 20 días de huelga.Por el momento, solo los sindicatos de Mato Grosso y Roraima rechazaron la propuesta hecha por la patronal del sector, la Federación Nacional de los Bancos (Fenaban).La última propuesta presentada por la Fenaban contemplaba, además del reajuste salarial del 10 %, aplicable tanto a los salarios como a las primas, participación en los beneficios, con un límite de 4,043,58 reales (unos 1.034 dólares) y un aumento del 14 % en el valor de los vales de comida.En un principio, los sindicatos reivindicaban tanto una revisión salarial del 16 %, como una participación en los beneficios de los bancos de 7.246,82 reales (unos 1.810 dólares) por trabajador y alegaban que, pese a la crisis de la economía brasileña, el sector fue el que nuevamente obtuvo las mayores ganancias el año pasado.Por su parte, la patronal ofrecía un aumento salarial del 5,5 % y una prima de 2.500 reales (unos 625 dólares) pero que no forma parte del sueldo.En octubre de 2014, igualmente en medio de las negociaciones anuales entre la patronal y los sindicatos, los empleados de los bancos privados y públicos se cruzaron de brazos durante una semana y consiguieron mejorar el aumento salarial propuesto por los patrones pero no alcanzaron el nivel que exigían.Entonces los huelguistas reivindicaban un reajuste salarial del 12,5 %, muy por encima del 7,35 % inicialmente propuesto por la Fenaban, y la patronal terminó aceptando un aumento del 8,5 % para los empleados en general y del 9,0 % para quienes reciben el mínimo del sector.

Más noticias

0 Comentarios