Bulgaria entrega a Turquía a siete supuestos seguidores del predicador Gülen

Bulgaria entregó la semana pasada a Turquía a siete supuestos seguidores del predicador Fethullah Gülen, al que Ankara acusa de organizar el fallido golpe militar de este verano, confirmó hoy la Policía búlgara.

Bulgaria entrega a Turquía a siete supuestos seguidores del predicador Gülen Bulgaria entrega a Turquía a siete supuestos seguidores del predicador Gülen

Bulgaria entrega a Turquía a siete supuestos seguidores del predicador Gülen

Bulgaria entregó la semana pasada a Turquía a siete supuestos seguidores del predicador Fethullah Gülen, al que Ankara acusa de organizar el fallido golpe militar de este verano, confirmó hoy la Policía búlgara.

Los siete hombres fueron detenidos el pasado viernes cuando intentaban abandonar ilegalmente Bulgaria hacia Rumanía a bordo de un camión de transporte de mercancía, junto con dos inmigrantes sirios.

Según el subdirector de la Policía fronteriza de Bulgaria, Svetoslav Manolov, los ahora detenidos violaron dos veces las leyes del país balcánico: primero, al cruzar ilegalmente la frontera entre Turquía y Bulgaria y, después, en su intento de llegar a Rumanía.

Manolov descartó que la entrega a Turquía tenga un trasfondo político y recordó un acuerdo de readmisión bilateral de inmigrantes ilegales, en vigor desde 2014.

Explicó que los siete hombres tenían un plazo de 24 horas tras su arresto para pedir asilo en Bulgaria, lo que no hicieron.

Cuando expiró ese plazo, las autoridades búlgaras entregaron a los siete detenidos a las autoridades turcas en el punto fronterizo de Kapitan Andreevo, a 350 kilómetros al sureste de Sofía.

La prensa local asegura que entre los siete expulsados había tres comisarios de la policía turca cesados y un antiguo periodista del diario "Zaman", prohibido y cerrado tras el intento golpista del 15 de julio.

En agosto pasado, Bulgaria deportó a Turquía al empresario Abdullah Buyuk, al que Ankara acusa de financiar la cofradía islamista de Gülen.

El motivo entonces alegado por Sofía era que había entrado en el país en febrero pasado con documentos falsos.

Este caso provocó críticas por parte de organizaciones no gubernamentales, ya que, según varios medios búlgaros, la extradición fue denegada por un tribunal en marzo aduciendo la "falta de garantías de un proceso judicial independiente" y el "riesgo de persecución política" en Turquía.

Más noticias

0 Comentarios