Los votantes de Florida sufragarán con una papeleta extensa y compleja

Además de votar por un presidente, deben elegir a congresistas, comisionados, alcaldes y jueces, y pronunciarse sobre once enmiendas a la Constitución estatal.

Los electores de Florida además de votar por un presidente, deben elegir a congresistas, comisionados, alcaldes y jueces, y pronunciarse sobre once enmiendas a la Constitución estatal, lo que convierte la papeleta electoral de este año en una de las más largas en la historia del estado, según expertos.Los 11,7 millones de floridanos registrados para votar en las elecciones generales del próximo martes se encontrarán con una boleta de cinco páginas que escritas por ambos lados, en inglés, español y criollo.A un elector le puede toma 45 minutos leer y completar la papeleta, lo que ha causado prolongadas filas durante la votación anticipada en muchos de los 67 condados del estado. Una situación que puede repetirse el próximo martes en los reñidos comicios presidenciales.En Florida, el exgobernador republicano Mitt Romney y el presidente Barack Obama, quien busca la reelección, se disputan los 29 votos electorales del estado que representan un poco más del 10 % de los 270 que son necesarios para ganar la Casa Blanca."Es muy complicada la papeleta. Tiene preguntas estatales, del condado y también de la ciudad donde vivo, además hay muchos candidatos a varios puestos. Yo fui preparada y votar me tomó entre 15 y 20 minutos", dijo a Efe Susan Lacey, quien para sufragar en la votación anticipada esperó unos 90 minutos en la fila en un centro de Miami.Más de tres millones de electores ya sufragaron mediante la votación anticipada y el voto ausente, de acuerdo con cifras oficiales.Un total de 1.376.148 personas habían participado hasta el viernes en la votación anticipada que finaliza hoy. De ellas 638.956 estaban afiliadas al Partido Demócrata, 505.722 al Partido Republicano y el resto eran independientes o de otras organizaciones políticas.Además, 1.680.432 de votantes emitieron su voto ausente y de éstos 734.095 eran republicanos y 659.893 demócratas. Los demás eran miembros de otros partidos políticos e independientes.Las enmiendas redactadas de una forma compleja, según funcionarios, políticos y electores, están referidas a reducciones o exenciones en los impuestos a la propiedad que pagan ciertos grupos de residentes y prohibir o permitir que una persona o un empleador contrate servicios de salud directamente de un proveedor.Usar fondos estatales para financiar abortos, permitir que el Gobierno estatal otorgue recursos para grupos religiosos y pronunciarse sobre un nuevo sistema para seleccionar a los jueces del Tribunal Supremo de Florida, son otras de las enmiendas propuestas."Las enmiendas están escritas como para abogados, no para la gente común. Es muy complicado entender el contenido y si uno no está preparado, puede tomar mucho tiempo. También la boleta está en tres idiomas y eso la hace muy larga", expresó Lacey.La supervisora del elecciones del condado Lee, Sharon Harrington, declaró a medios locales que "para entender todo el texto de esas enmiendas, tienes que ser casi un abogado de Harvard".Para los demócratas el contenido de la boleta fue "algo intencional" por parte de los republicanos, quienes son mayoría en la Asamblea Legislativa de Florida."Eso forma parte de una estrategia de la legislatura para confundir al votante, crear líneas largas en los centros de votación y minimizar la cantidad de votos de las minorías porque éstas, especialmente los afroamericanos, históricamente dan su apoyo al Partido Demócrata", dijo a Efe el estratega político demócrata Giancarlo Sopo.Afirmó que los legisladores no solo redujeron "la cantidad de días para que las personas vayan a votar (en la votación anticipada), sino que crearon una boleta de diez páginas y cuando juntas esos dos aspectos lo que resulta son largas filas de 5 o 6 horas para votar".En 2008 los electores tenían un plazo de 14 días para emitir su voto anticipado y los congresistas estatales disminuyeron el periodo a 8 días.Sopo agregó que a ello se suma que la papeleta está redactada "de una manera muy sofisticada y compleja y para un votante que no esté muy informado puede confundirse".Liliana Ros, delegada estatal del Partido Republicano del condado de Miami-Dade, reconoció a Efe que la boleta "es un poco larga, pero los ciudadanos tenemos que cumplir con nuestro deber de ciudadano".Desmintió que su contenido sea extenso para perjudicar a los demócratas y consideró "ofensivo" argumentar que las minorías "no votan porque la boleta es muy larga. ¿Pero, entonces, los blancos anglos sí van a votar pese a ello? Eso es discriminar a las minorías"."Además, si una persona es demócrata y quiere votar por el presidente demócrata eso no un impedimento, que vote y se vaya para su casa. No es obligatorio llenar toda la boleta, aunque yo no recomiendo que no se complete", dijo la republicana.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios