El tiroteo más grave en Estados Unidos desde hace cinco años

El tiroteo más grave en Estados Unidos desde hace cinco años. El tiroteo más grave en Estados Unidos desde hace cinco años.

El tiroteo más grave en Estados Unidos desde hace cinco años. Getty Images

Al menos 12 personas murieron y alrededor de medio centenar resultaron heridas en el tiroteo que ha tenido lugar hoy a las afueras de Denver (Colorado), el más grave que ha sufrido Estados Unidos desde hace cinco años.

El tiroteo de esta madrugada es el peor desde la matanza en 2007 de 33 estudiantes en la universidad Virginia Tech, y se produjo a tan solo 20 kilómetros de la masacre del instituto de Columbine, donde en 1999 dos alumnos mataron a 13 personas antes de suicidarse. 

El incidente ocurrió en el complejo Century 16, que tiene dieciséis salas de cine, durante el estreno de la película "El caballero oscuro" ("The Dark Knight Rises"), de la saga de Batman, al que habían acudido centenares de personas, muchos de ellos niños.      

Las primeras cifras de muertos apuntaban a catorce, pero la policía rebajó el número horas más tarde, aunque los fallecidos podrían ser más ya que al menos otras once personas se encuentran en estado crítico en los hospitales de la zona.      

El presunto autor de los disparos ha sido identificado por las autoridades federales como James Holmes, un joven de 24 años y procedente del estado de Tennessee.      

James Wilburn, quien estaba en la segunda fila de butacas en la Sala 9 del complejo Century, dijo al diario The Denver Post que un hombre, vestido de negro y con una máscara, entró por una puerta de emergencia al frente de la sala.      

Varios testigos aseguraron que Holmes vestía de manera similar al antagonista de Batman en la película que proyectaban, un terrorista llamado "Bane", que tiene el rostro cubierto por una máscara y amenaza con detonar una bomba en una metrópoli.      

"Estaba vestido de negro, tenía una escopeta en la mano y un rifle en bandolera. (...) Además tenía un chaleco antibala y una máscara antigás", añadió.      

El joven arrojó un tubo con contenido lacrimógeno, levantó la escopeta y empezó a disparar hacia la audiencia, según el testigo.      

Una vez que agotó el cargador de la escopeta, dijo Wilburn, el individuo dejó caer al suelo el arma con calma, tomó el rifle y siguió disparando.      

Wilburn dijo que escuchó unos 30 disparos mientras él y sus amigos permanecían escondidos detrás de las butacas.      

La policía de Aurora, localidad de Denver donde ocurrieron los hechos, arrestó a Holmes a unos kilómetros de los cines con un rifle y un revólver, momento en el que confesó que su casa estaba llena de explosivos.      

Una unidad de fuerzas especiales entró con gran cautela y ayudados por cámaras de fibra óptica por las ventanas del apartamento del joven, en el tercer piso de un edificio de Aurora.      

El jefe de policía de Aurora, Dan Oates, confirmó el hallazgo de explosivos "muy sofisticados" en el apartamento y dijo que podrían "estar por varios días" revisando el apartamento de James Holmes.      

Debido a la peligrosidad de los explosivos, las autoridades ordenaron evacuar cinco edificios cercanos.      

En una rueda de prensa, Jim Yacone, agente especial del FBI a cargo de la oficina en Denver, aseguró que están trabajando "para ver cómo se desarma el material inflamable y explosivo".      

Entre los heridos hay un bebé de tres meses, aunque ya ha sido dado de alta y evoluciona favorablemente, según aseguró una portavoz del hospital donde fue atendido.      

Según las autoridades, diez de las personas asesinadas fallecieron en la sala de cine, mientras que la muerte de las otras dos fue declarada ya en los centros médicos.      

El secretario de prensa del Pentágono, George Little, señaló que según las investigaciones iniciales "podría haber algunos militares entre las víctimas", aunque no especificó si estarían entre los heridos o los fallecidos.      

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien se encontraba en Florida en gira electoral, canceló todos sus actos de campaña tras el suceso al que calificó de "tragedia nacional".      

"Sé que muchos de ustedes han venido hoy aquí para un evento de campaña. Yo estaba esperando a tener una entretenida conversación con ustedes acerca de algunos asuntos realmente importantes que enfrentamos como país y las diferencias entre yo y mi oponente en esta elección", explicó a los asistentes en Fort Myers, Florida.      

Sin embargo, "esta mañana nos despertamos con la noticia de una tragedia que nos recuerda de todas las maneras que estamos unidos como una sola familia estadounidense".      

Por su parte, el aspirante a la candidatura presidencial por el Partido Republicano, Mitt Romney, expresó su consternación ante los hechos.      

"Oramos por las familias y los seres queridos de las víctimas en esos momentos de inmensa pena. Esperamos que la persona responsable por este crimen terrible sea llevada pronto ante la justicia", dijo en un comunicado.     

Asimismo, Warner Bros, productora de la película, emitió un comunicado en el que expresó sus "más sinceras condolencias a las familias y seres queridos de las víctimas en este trágico momento".

Más noticias

0 Comentarios