"Muy pronto" para saber si hubo abusos en colegio EE.UU. donde había 55 tumbas

Un equipo de expertos de la Universidad del Sur de Florida (USF) considera que es "todavía muy pronto" para determinar si los 55 chicos enterrados en un cementerio de un antiguo reformatorio público de Florida (EE.UU.) sufrieron algún tipo de abuso o maltrato físico.

Foto cedida por la Universidad del Sur de Florida (USF) de un equipo de expertos de la Universidad del Sur de Florida (USF) considera que es "todavía muy pronto" para determinar si los 55 chicos enterrados en un cementerio de un antiguo reformatorio públi Foto cedida por la Universidad del Sur de Florida (USF) de un equipo de expertos de la Universidad del Sur de Florida (USF) considera que es "todavía muy pronto" para determinar si los 55 chicos enterrados en un cementerio de un antiguo reformatorio públi

Foto cedida por la Universidad del Sur de Florida (USF) de un equipo de expertos de la Universidad del Sur de Florida (USF) considera que es "todavía muy pronto" para determinar si los 55 chicos enterrados en un cementerio de un antiguo reformatorio públi

Un equipo de expertos de la Universidad del Sur de Florida (USF) considera que es "todavía muy pronto" para determinar si los 55 chicos enterrados en un cementerio de un antiguo reformatorio público de Florida (EE.UU.) sufrieron algún tipo de abuso o maltrato físico.Medio centenar de profesionales tratan de identificar desde hace meses los restos mortales y recoger cualquier información mediante pruebas de ADN que conduzcan a determinar las causas de la muerte de los chicos que se enterraron en el colegio reformatorio Arthur G. Dozier School for Boys, que estuvo ubicado en la ciudad de Marianna, en la costa noroeste de Florida.Pero, de momento, "es muy pronto todavía para determinar si los chicos sufrieron algún tipo de abuso", señaló hoy a Efe Adam Freeman, portavoz de comunicaciones de la USF.Esta semana los expertos de la USF utilizaron perros de la unidad canina K9 para ayudar en la búsqueda de huesos de los chicos enterrados en el reformatorio, que abrió sus puertas en 1900 y cerró en 2011 por falta de viabilidad económica.Erin Kimmerle, profesora de Antropología Forense de la USF, resaltó la semana pasada en un comunicado que el hallazgo de las 55 tumbas abría "un abanico completo de preguntas a nuestro equipo", ya que en estos momentos, dijo, "sabemos muy poco sobre las tumbas y los chicos", en términos de "quiénes fueron enterrados allí, sus edades y las circunstancias de su muerte".Las tareas de exhumación de los restos mortales comenzaron en septiembre pasado, cuando se encontraron los restos de dos chicos de unos 10 o 13 años.Según la institución académica, los expertos encontraron en semanas pasadas cinco cuerpos más de los que se conocía de forma oficial y probablemente puedan existir otras 25 tumbas más de las que constan registradas.El reformatorio juvenil, que fue durante un tiempo el mayor en EE.UU., ha sido objeto de "repetidas investigaciones federales y estatales y se asegura que los chicos sufrieron abusos brutales durante los cien años de historia" del colegio, señaló recientemente la USF en un comunicado.Hasta el momento, prosiguió, se han recuperado "huesos, dientes y numerosos objetos en cada una de las 55 tumbas". En los próximos meses, los expertos continuarán con las tareas de excavación, estudio de campo y análisis de los restos mortales descubiertos.Las autoridades locales han pedido a doce familias relacionadas con chicos que estudiaron en ese colegio del condado de Jackson que les permitan recoger muestras de ADN.Para ayudar en las tareas de identificación de los restos, la Policía del condado de Hillsborough ha distribuido un listado con los nombres de 41 chicos que se cree que recibieron sepultura en el terreno propiedad del reformatorio.Entre los nombres de los niños enterrados en el colegio estatal figuran los de Willie Adkins y Thomas Aikins, que murieron en 1918 (los más antiguos) y Calvin Williams, fallecido en 1922.En 1929, el reformatorio disponía de un edificio de detención con once habitaciones de cemento y dos módulos (uno para estudiantes blancos y otro para negros) construido para albergar a los alumnos violentos.En 2013, el Gobernador de Florida, Rick Scott, autorizó a antropólogos y arqueólogos de la USF que excavaran en la zona de enterramientos para examinar los restos de los chicos allí sepultados.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios