La cifra de fallecidos por "Sandy" en EE.UU. supera el centenar

Los esfuerzos de recuperación de la costa este de Estados Unidos tras el paso de "Sandy" continúan hoy centrados en el restablecimiento del suministro eléctrico así como en el aprovisionamiento de petróleo y gas, cada vez más escasos en las zonas afectadas.

Los esfuerzos de recuperación de la costa este de Estados Unidos tras el paso de "Sandy" continúan hoy centrados en el restablecimiento del suministro eléctrico así como en el aprovisionamiento de petróleo y gas, cada vez más escasos en las zonas afectadas.El director de la Agencia Federal de Emergencias (FEMA), Craig Fugate, subrayó hoy en una conferencia informativa la importancia del levantamiento temporal de las limitaciones a los buques de transporte extranjeros, con el objetivo de que petroleros adicionales abastezcan a los damnificados.Esta medida, ejecutada hoy por la secretaria de Seguridad Nacional estadounidense, Janet Napolitano, busca que lleguen millones de barriles de petróleo a la costa este para paliar las necesidades energéticas, cada vez más acuciantes, de los estados de Nueva York y Nueva Jersey."La prioridad más alta de la Administración es asegurar la salud y la seguridad de aquellos afectados por el huracán 'Sandy' y esta medida eliminará un obstáculo potencial para la importación de combustible adicional para la región dañada por la tormenta", explicó Napolitano en un comunicado.La medida, que estará en vigor hasta el 13 de noviembre, provocará de manera inmediata que más barcos petroleros puedan ser enviados a la costa este de Estados Unidos, donde el pasado lunes impactó la tormenta."La Administración sigue supervisando la situación y está preparada para tomar acciones adicionales cuando sean necesarias con el fin de asegurar que las necesidades de energía de la región afectada por 'Sandy' sean cubiertas", añadió."La falta de gasolina ha creado preocupación y ansiedad y problemas prácticos en todas partes de la región", reconoció hoy el Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en una rueda de prensa."La gente no puede acceder al combustible. Y esto ha reducido la velocidad de recuperación de los servicios y aumentado la tensión", añadió.El paso de "Sandy" por la costa noreste de EE.UU. afectó a seis refinerías que cesaron o redujeron sus operaciones, según datos del Departamento de Energía, y generó colas y colas de espera en gasolineras y puntos de suministro de crudo.El Gobernador de Nueva York anunció en la tarde de ayer la apertura del puerto de la capital, lo que, según dijo, comenzará a aliviar la escasez de combustible que aún sufre esa zona del país.El puerto había estado cerrado, porque los escombros provocados por el vendaval hacían la navegación demasiado peligrosa.La situación en Nueva Jersey llevó a que el gobernador, Chris Christie, tomara medidas, vigentes hasta el 17 noviembre, para permitir que los comerciantes puedan comprar combustible fuera del estado.La recuperación de recursos energéticos es una de las principales urgencias de las zonas devastadas por el huracán para poder acelerar las labores de limpieza y reconstrucción."Sandy" dejó sin electricidad a más de 8 millones de hogares en 15 estados y el Distrito capitalino de Columbia, y ya se ha cobrado la vida de más de un centenar de personas.Según el último reporte del Departamento de Energía, los trabajos de reparación continúan en 11 estados y más de 3,5 millones de hogares siguen sin suministro.Para ello, también el Pentágono ha despachado aviones militares para trasladar de California a Nueva York generadores de energía como parte del socorro militar a los damnificados por el ciclón.Unos 10.000 soldados de la Guardia Nacional, por su parte, se han desplegado en varios estados y han distribuido millones de raciones de alimentos en las áreas más afectadas por los vientos, las inundaciones y los apagones que dejó a su paso la tormenta.La coordinación en esta emergencia entre autoridades federales civiles, como la FEMA, las Guardias Nacionales de estados sujetas a la autoridad de cada gobernador y las Fuerzas Armadas a las órdenes del Pentágono contrasta con las demoras y conflictos que hubo en 2005 cuando el huracán "Katrina" devastó Nueva Orleans.

Más noticias

0 Comentarios