El déficit presupuestario en EE.UU. bajará en 2014 al tres por ciento del PIB

El déficit presupuestario estadounidense continuará su descenso en 2014 hasta los 514.000 millones de dólares, equivalente a un 3 % del producto interior bruto (PIB), informó hoy la Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO, en inglés).

La cifra es mejor que la estimada previamente, que situaba el déficit en 560.000 millones de dólares para el año fiscal 2014, que concluye a finales de septiembre, y por debajo de los 680.000 millones del ejercicio 2013, que representaron un 4,1 %. EFE/Ar La cifra es mejor que la estimada previamente, que situaba el déficit en 560.000 millones de dólares para el año fiscal 2014, que concluye a finales de septiembre, y por debajo de los 680.000 millones del ejercicio 2013, que representaron un 4,1 %. EFE/Ar

La cifra es mejor que la estimada previamente, que situaba el déficit en 560.000 millones de dólares para el año fiscal 2014, que concluye a finales de septiembre, y por debajo de los 680.000 millones del ejercicio 2013, que representaron un 4,1 %. EFE/Ar

El déficit presupuestario estadounidense continuará su descenso en 2014 hasta los 514.000 millones de dólares, equivalente a un 3 % del producto interior bruto (PIB), informó hoy la Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO, en inglés).Se trata del déficit más bajo desde la llegada del presidente Barack Obama a la Casa Blanca, en 2009.La cifra es mejor que la estimada previamente, que situaba el déficit en 560.000 millones de dólares para el año fiscal 2014, que concluye a finales de septiembre, y por debajo de los 680.000 millones del ejercicio 2013, que representaron un 4,1 %.Para 2015, el déficit bajaría hasta los 478.000 millones, lo que representaría un 2,6 % del PIB.No obstante, el panorama dibujado por la CBO, oficina no partidista, advierte que a medio plazo el déficit volvería a elevarse a medida que los ingresos se mantienen estables y los gastos en salud por el envejecimiento de la población en EE.UU. comienzan a aumentar.Por ello, las proyecciones de la deuda federal contemplan un incremento del 74 % del PIB en 2014 a un 79 % en 2024."Una deuda federal tan grande y creciente podría tener serias consecuencias negativas, entre ellas constreñir el crecimiento económico en el largo plazo, otorgar a las autoridades menos flexibilidad para responder a desafíos inesperados y finalmente aumentar el riesgo de una crisis fiscal", sostuvo el informe.Por lo que respecta a sus previsiones de crecimiento, anticipa un 3,1 % para 2014 y un 3,4 % en 2015; mientras que el desempleo solo se reducirá muy paulatinamente, del 6,7 % con el que se calcula que finalizará este año a un 6,3 % en 2015.

Más noticias

0 Comentarios