Una baja que sabe a alza en Wall Street

Wall Street, que parece haberse acostumbrado a los descalabros en estos últimos días, salvó hoy lo que parecía una nueva jornada de descensos acentuados y, aunque cerró en números rojos, saboreó el triunfo de haber casi neutralizado el impacto de unos índices económicos contradictorios.

En la imagen, corredores trabajan en la Bolsa de Nueva York, en Nueva York (EEUU). EFE En la imagen, corredores trabajan en la Bolsa de Nueva York, en Nueva York (EEUU). EFE

En la imagen, corredores trabajan en la Bolsa de Nueva York, en Nueva York (EEUU). EFE

Wall Street, que parece haberse acostumbrado a los descalabros en estos últimos días, salvó hoy lo que parecía una nueva jornada de descensos acentuados y, aunque cerró en números rojos, saboreó el triunfo de haber casi neutralizado el impacto de unos índices económicos contradictorios.En los últimos diez días, el Dow Jones ha sufrido dos sesiones con pérdidas superiores a los 300 puntos, y Wall Street parecía condenado a otro día dramático cuando, a las 11 de la mañana, el Dow Jones se desplomó más de un 1,5 % y perdió 100 puntos.El resto de la jornada, en cambio, los inversores parecieron trabajar duro para levantar los ánimos e incluso se llegaron a registrar ganancias.Finalmente, el índice de referencia de Wall Street cerró con un descenso del 0,03 %, "pecata minuta" para lo que había ocurrido en algunos momentos de la jornada, y consiguió que solo 13 de sus 30 componentes registraran pérdidas.Los indicadores económicos que hoy se dieron a conocer no ayudaron a dar estabilidad a la situación. Por una parte, los datos de empleo privado del mes de enero mostraron un menor ritmo de creación de puestos de trabajo que en diciembre.Por otro lado, el sector servicios se expandió en enero hasta los 54 puntos, ligeramente por encima de las previsiones de los analistas.Por su parte, los resultados empresariales se esperaron al cierre de los mercados. Walt Disney, antes de darlos a conocer, ya había tocado la campana como la empresa con mayores ascensos, un modesto 1 %, pero al saberse que su rendimiento, tanto en las taquillas como en sus parques temáticos, les había llevado a un 27 % más de beneficios que el año pasado, subió un 2,84 % en las operaciones electrónicas.Para Twitter, en cambio, era la primera vez que medía cómo unos resultados empresariales se traducen en su rendimiento en bolsa. Sin embargo, pese a que las cifras fueron buenas, el "pajarito" volaba bajo y perdió un 11 % noventa minutos después de la campana de cierre.En las pérdidas del Dow Jones, los retrocesos estaban encabezados por Pfizer, con casi un 3 % de bajada, que compensó así unos días en los que parecía ajeno al descalabro generalizado; mientras que en el Nasdaq, que fue el índice que más bajó con un 0,50 %, Facebook se colocaba por debajo de la media y retrocedió un 0,89 %, a la vez que tanto Google como Apple se salvaron de la quema con leves ganancias.

Más noticias

0 Comentarios