Los aspirantes republicanos a la Casa Blanca rechazan el acuerdo con Cuba

Los aspirantes republicanos a la Casa Blanca en 2016 expresaron hoy, sin matices, su oposición frontal al acuerdo del Gobierno con Cuba para restablecer las relaciones diplomáticas rotas en 1961 y reabrir embajadas.

El exgobernador republicano de Florida Jeb Bush anuncia oficialmente de su candidatura a las primarias republicanas por la Casa Blanca en Miami, Florida. EFE/Archivo El exgobernador republicano de Florida Jeb Bush anuncia oficialmente de su candidatura a las primarias republicanas por la Casa Blanca en Miami, Florida. EFE/Archivo

El exgobernador republicano de Florida Jeb Bush anuncia oficialmente de su candidatura a las primarias republicanas por la Casa Blanca en Miami, Florida. EFE/Archivo

Los aspirantes republicanos a la Casa Blanca en 2016 expresaron hoy, sin matices, su oposición frontal al acuerdo del Gobierno con Cuba para restablecer las relaciones diplomáticas rotas en 1961 y reabrir embajadas.El histórico anuncio de hoy recibió inmediatamente duras críticas de los candidatos a las primarias conservadoras, mientras que sus oponentes demócratas lo celebraron y cerraron filas en torno al presidente Barack Obama.El argumento de los republicanos es que el país se abre a Cuba sin obtener nada a cambio: la isla no ha emprendido ninguna reforma en materia de derechos humanos ni ha cambiado su postura en cuanto a las peticiones sobre las propiedades confiscadas a estadounidenses durante la revolución cubana."La verdadera prueba sobre la reconciliación de la Administración Obama con el régimen cubano no es si el legado del presidente está lustrado con dudosos logros diplomáticos y fotografías", afirmó en una nota Jeb Bush, exgobernador de Florida y uno de los favoritos de su partido para alcanzar la nominación."La prueba", subrayó, "es si la mejoría de las relaciones entre La Habana y Washington ha hecho progresar la causa de la libertad y los derechos humanos de los cubanos (...). Las detenciones de disidentes y continuados abusos sugieren que las políticas de la Administración están fracasando", añadió el republicano.En la misma línea se pronuncio el senador por Florida Marco Rubio, de origen cubano, al criticar que "durante toda la negociación, mientras el régimen de (Raúl) Castro ha aumentado su represión al pueblo cubano, la Administración Obama ha continuado mirando hacia otro lado y ofreciendo concesión tras concesión"."Es hora de poner fin a nuestras concesiones unilaterales a este odioso régimen", añadió en una nota Rubio, hijo de un humilde matrimonio cubano que emigró a Estados Unidos en 1956, antes del triunfo de la revolución.Comparte esa opinión el último republicano en sumarse a la carrera por la Casa Blanca, el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, para quien Obama está "profundamente equivocado" en su apertura hacia Cuba."No hay propiedad privada en Cuba, no hay libertades políticas, no hay ni siquiera Internet. Y ahora, este presidente permite establecer relaciones diplomáticas con Cuba cuando el régimen de los Castro no ha hecho nada para reformarse", dijo Christie hoy en un acto de campaña.Para otro de los aspirantes republicanos, el exgobernador de Texas Rick Perry, el acuerdo con Cuba es "el ejemplo más reciente de la política internacional de este presidente (Obama), que ignora la realidad a cambio de 'victorias' políticas superficiales".El senador de ese estado sureño Ted Cruz, hijo de un inmigrante cubano, reiteró su oposición a la financiación de la embajada en la Habana "a menos y hasta que el presidente pueda demostrar que ha hecho algún avance en aliviar la miseria" de los cubanos.En las filas de los aspirantes demócratas, por el contrario, sólo hubo buenas palabras sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba después de 54 años de enemistad."La nueva Embajada de Estados Unidos en La Habana nos ayuda a involucrar al pueblo cubano y a continuar los esfuerzos por un cambio positivo. Un buen paso para los pueblos de Estados Unidos y Cuba", escribió en Twitter la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, favorita para la nominación demócrata."La diplomacia crea oportunidades. El Departamento de Estado y Cuba están dando otro paso hacia adelante para fortalecer nuestra relación y el hemisferio", comentó en la misma red social y en español el exgobernador de Maryland Martin O'Malley."Cincuenta años de Guerra Fría son suficientes. Ya es hora de que Cuba y Estados Unidos pasen página y normalicen relaciones", consideró también en Twitter el senador Bernie Sanders, que ilustró el mensaje con una fotografía de las banderas de Estados Unidos y Cuba ondeando juntas.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios