Trump ataca a senadores republicanos que criticaron su tibieza contra el racismo

Donald Trump arremetió contra el senador Lindsey Graham. Donald Trump arremetió contra el senador Lindsey Graham.

Donald Trump arremetió contra el senador Lindsey Graham. EFE

Donald Trump, arremetió contra dos senadores de su propio partido después de que ambos criticaran su tibia respuesta ante los episodios de violencia racista ocurridos el fin de semana pasado en Charlottesville, Virginia.

"La publicidad que busca a Lindsey Graham al declarar falsamente que dije que hay equivalencia moral entre el KKK, los neonazis y los supremacistas blancos... y gente como la Sra. Heyer. Una mentira tan desagradable. Simplemente no puede olvidar su derrota electoral. La gente de Carolina del Sur va a acordarse!", dijo a través de la red social Twitter.

Trump atacó así a Graham, veterano senador republicano por Carolina del Sur y uno de los más críticos de su partido en la Cámara Alta.

Graham dijo este miércoles que la reacción de Trump a la violencia racista estaba dividiendo al país, al asegurar que hizo una "equivalencia moral" entre los racistas blancos y Heather Heyer, la mujer de 32 años que murió después de ser atropellada por un automóvil presuntamente conducido por un neonazi.

"Yo, junto con muchos otros, no respaldamos esta equivalencia moral", dijo Graham. "Muchos republicanos lucharán contra la idea de que el Partido de Lincoln tiene una alfombra de bienvenida para los David Duke del mundo", aseguró el senador en alusión al exlíder del Ku Klux Klan.

La reacción del presidente a las tensiones raciales ocurridas durante el fin de semana ha levantado una fuerte polémica, después de que este martes culpara "a las dos partes" de lo sucedido.

"¿Qué pasa con la alt-left (izquierda alternativa) que atacó a lo que usted llama alt-right (derecha alternativa, racistas)? ¿Tienen alguna culpa?", dijo el presidente durante una rueda de prensa en New York.

"Hubo un grupo de un lado que fue malo y hubo un grupo del otro lado que también fue muy violento", agregó Trump, dando marcha atrás a su condena del lunes al Ku Klux Klan, a los neonazis y a los racistas supremacistas, que llegó forzada por la tibieza de su primera reacción al suceso.

Asimismo, Trump atacó también al senador republicano por Arizona Jeff Flake, y manifestó públicamente su respaldo a Kelli Ward, el aspirante conservador al que Flake se enfrentará en elecciones primarias de cara a los comicios legislativos de 2018.

"Es estupendo ver que el Dr. Kelli Ward está presentándose contra Flake Jeff Flake, que es débil en las fronteras, el crimen y un factor irrelevante en el Senado. ¡Es tóxico!", agregó el multimillonario en la misma red social.

Flake ha sido uno de los grandes opositores del magnate en materia migratoria, especialmente en su empeño por construir un muro fronterizo que afectaría al estado que representa.

Además, también se opuso esta semana a las palabras del multimillonario respecto a los episodios vividos en Virginia.

"No podemos aceptar excusas sobre la supremacía blanca y los actos de terrorismo interno. Debemos condenar. Punto.", afirmó Flake al respecto.

El magnate no ha logrado aprobar ninguna gran pieza legislativa desde que llegara al Gobierno el pasado enero pese a que los republicanos controlan ambas cámaras del Capitolio, topándose en numerosas ocasiones con la oposición a sus propuestas de miembros de su propio partido.

Más noticias

0 Comentarios