Políticos demócratas de New York piden frenar reforma tributaria de Trump

Los demócratas están en contra de la reforma tributaria impulsada por el presidente Donald Trump. Los demócratas están en contra de la reforma tributaria impulsada por el presidente Donald Trump.

Los demócratas están en contra de la reforma tributaria impulsada por el presidente Donald Trump. EFE

Políticos demócratas de New York, encabezados por el alcalde Bill de Blasio, pidieron hoy poner freno a la reforma tributaria del presidente Donald Trump, para la que los republicanos en la Cámara de Representantes ha presentado una propuesta que se someterá a votación la próxima semana.

De Blasio criticó que, de salir adelante, la reforma tributaria beneficiará al 1% más rico y destrozará a la clase media, que pagará más impuestos cada año al perder deducciones en los impuestos locales y estatales y enfrentarse a una doble imposición.

Por su parte, la congresista Nydia Velázquez alertó de que la reforma tributaria sacará $1,5 trillones de dólares de los programas sociales Medicaid y Medicare, impulsados por el partido demócrata, y afectará especialmente a las familias, las personas mayores, los estudiantes y los profesores.

"Esta semana, nuestros colegas republicanos van a intentar aprobar esta monstruosidad y tengo la sensación de que para muchos va a ser una dura votación", señaló Velázquez sobre proyecto de la Cámara de Representantes, que según su presidente, Paul Ryan, implica un alivio real para la clase media.

En el mítin, celebrado en el ayuntamiento de New York, otros congresistas y senadores demócratas insistieron en la importancia de frenar la iniciativa estrella de la agenda republicana, que ha generado diferencias entre sus representantes en el Congreso y, como resultado, propuestas paralelas de la Cámara y el Senado.

El senador Chuck Schumer apuntó que los nueve congresistas republicanos de New York y los seis de New Jersey determinarán con sus votos si el proyecto de ley avanza, por lo que tienen el destino de sus estados en sus manos.

"Deben elegir entre sus estados o los intereses especiales de los ricos", añadió.

De acuerdo al grupo de políticos, la pérdida de deducciones en los impuestos locales y estatales que contempla el proyecto de ley afectaría especialmente a New York, donde 760,000 contribuyentes pueden enfrentarse a gravámenes más altos.

Velázquez incidió en que algunas de esas deducciones que están en riesgo benefician actualmente a ciudadanos de clase media, como estudiantes que han solicitado préstamos, propietarios de viviendas con una hipoteca o profesores que compran artículos escolares.

El presidente Donald Trump dijo querer que el plan de reforma tributaria esté listo para firmar en Navidad, pero las discrepancias entre los dos textos legislativos propuestos por los republicanos en el Congreso sugieren que quedan por delante semanas o meses de negociaciones hasta que se apruebe.

Más noticias

0 Comentarios