Familia demanda a cuerpo de Policía por muerte de un hispano

Policía Orange County (Imagen representativa) Policía Orange County (Imagen representativa)

Policía Orange County (Imagen representativa) EFE

La familia Vincent Valenzuela Jr. interpuso un recurso legal contra la Policía de Anaheim, luego de que agentes policiales intentaron detenerlo y tras un forcejeo el hombre perdió la vida asfixiado.

 

La familia de un hispano que murió tras un forcejeo con la Policía de Anaheim, en California, ha entablado una demanda por uso excesivo de fuerza, la segunda en años recientes para esta dependencia.

En una rueda de prensa, la familia y abogados mostraron un video de once minutos registrado con las cámaras corporales de los agentes y que muestran como éstos someten a Valenzuela Jr., de 32 años, con una técnica que implica la sofocación de la persona.

"Lo que es obvio es que estos oficiales estaban utilizando una fuerza excesiva en un joven que no hacía otra cosa que tratar de mantenerse con vida", dijo en la conferencia Garo Mardirossian, el abogado que representa a la exesposa de la víctima y a los hijos.

La fiscalía del Condado de Orange, que defendió el accionar de los agentes, difundió esta semana el video del incidente, donde se observa el forcejeo que un grupo de policías tuvo con Valenzuela Jr.

Según se desprende de las imágenes, a pesar de haber recibido varias descargas de pistola eléctrica el hispano logra eludir el intento de detención de los agentes, pero poco después lo someten cogiéndolo del cuello, mientras se escucha al hombre pedir ayuda.

Tras ser esposado, Valenzuela Jr. tiene problemas para respirar y pierde la consciencia, tras lo cual los agentes intentan infructuosamente resucitarlo.

De acuerdo a la Oficina de la Fiscalía del Condado Orange, el día del hecho una patrulla respondió a una llamada de emergencia que alertaba de un hombre que perseguía a una mujer. Poco después, los agentes identificaron a Valenzuela Jr. en una lavandería y trataron de detenerlo pero el hispano puso resistencia.

"Esta fue una situación compleja en respuesta a un llamado al 911 para obtener ayuda de una madre y su hija preocupadas por su seguridad. Nuestros oficiales tenían el deber de responder y, en una interacción prolongada, usaron considerable moderación y fuerza proporcional en cada etapa", señaló en un comunicado el municipio de Anaheim.

Esta ciudad, conocida como la "ciudad de la bondad", en los últimos años ha estado en el ojo del huracán por las acciones de sus policías, y de hecho la semana pasada la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) la colocó entre las áreas con mayor uso de fuerza excesiva, al lado de Los Ángeles y New York.

El pasado 2 de noviembre, un jurado federal determinó que un policía de esta ciudad usó fuerza excesiva al disparar y matar a Manuel Díaz en medio de una persecución a pie en julio de 2012, en la que el hombre estaba desarmado.

Más noticias

0 Comentarios