Obama y Romney compiten por Ohio, ficha clave en sus cálculos electorales

Los candidatos a la presidencia de EE.UU., Barack Obama y Mitt Romney, reforzaron hoy su lucha por ganarse a los votantes de Ohio, un estado que, con sus 18 votos electorales, es una pieza clave de las estrategias y cálculos de ambos para alcanzar la Casa Blanca.

Los candidatos a la presidencia de EE.UU., Barack Obama y Mitt Romney, reforzaron hoy su lucha por ganarse a los votantes de Ohio, un estado que, con sus 18 votos electorales, es una pieza clave de las estrategias y cálculos de ambos para alcanzar la Casa Blanca.El presidente Obama, que aspira a un segundo mandato como candidato demócrata, volverá a Ohio sábado, domingo y lunes, mientras que el republicano Romney tendrá actos en ese estado todos esos días menos el sábado.A solo cuatro días de los comicios del próximo martes, Obama está obligado a sumar Ohio a su lista de estados asegurados por tradición y a otros indecisos en los que lidera (Iowa, Nevada y Wisconsin) para superar los 270 votos electorales necesarios.Tampoco a Romney, que lleva una leve ventaja en los cruciales Florida y Virginia, le salen las cuentas sin Ohio.Según una encuesta de la cadena CNN divulgada hoy, Obama supera en Ohio a Romney por apenas tres puntos (50 a 47 %), una ventaja que está dentro del margen de error del sondeo."Hemos hecho un progreso real en estos cuatro años", subrayó el presidente en un instituto de Springfield durante uno de los tres mítines que dio a lo largo del día en Ohio.Ante las reiteradas acusaciones de Romney de que no ha colaborado con los republicanos para sacar adelante leyes en el Congreso, Obama sostuvo que "si el precio de la paz en Washington" pasa por cortar ayudas a los estudiantes o dar más poder a las compañías de seguros de salud no está dispuesto a pagarlo."Eso no es bipartidismo. Eso no es cambio", sentenció el presidente.Además, acusó a Romney de querer asustar a los votantes de Ohio, donde uno de cada ocho trabajos depende de la industria del automóvil, con un anuncio de campaña en el que afirmaba que Chrysler planea llevar parte de su producción de Jeep a China, algo que la propia compañía ha negado.Por su parte, antes de llegar a Ohio Romney dio un discurso a primera hora del día en West Allis (Wisconsin) en el que pidió a los estadounidenses que el próximo martes voten por "el cambio real", que se mide en logros y "no en palabras".Ese discurso lo usará como alegato final en estos últimos días de campaña y en él el exgobernador hace una clara pregunta a los ciudadanos: "¿Quieren más de lo mismo o un cambio real?".Obama "hace nuevas promesas que no podrá cumplir" porque seguirá "por el mismo camino", lo que llevará al país a tener "20 billones de dólares de deuda y un desempleo agobiante", advirtió Romney al alertar de que, si no hay un "cambio de rumbo", Estados Unidos podría verse abocado a otra recesión económica.Después, en un acto en Etna (Ohio), Romney hizo hincapié en sus propuestas para incrementar la producción nacional de energía, que forman parte de su plan de cinco puntos para crear empleos.A última hora de este viernes Romney participará en un gran acto de campaña en West Chester (Ohio) en el que le acompañarán un centenar de gobernadores, senadores, alcaldes y otros políticos republicanos, que se embarcarán después en una gira por varios estados.Este viernes se conocieron, además, los datos de desempleo de octubre, un mes en el que el índice subió una décima, hasta el 7,9 %, pero la ganancia neta de empleo fue de 171.000 puestos de trabajo, una cifra mayor de lo esperado, según el informe del Gobierno.Obama y Romney interpretaron cada uno a su manera y en clave electoral los datos, ya que para el presidente reflejan un "progreso real" y según su rival republicano recuerdan el "estancamiento" de la economía.Desde la Segunda Guerra Mundial ningún presidente estadounidense, a excepción de Ronald Reagan, ha sido reelegido con un índice de desempleo superior al 6 %.Por eso Obama habló en un mitin en Hilliard (Ohio) no de la tasa de desempleo, sino de que cuando él llegó a la Casa Blanca, en enero de 2009, la economía perdía más de 700.000 empleos por mes y desde entonces se han creado más de 5,5 millones de nuevos puestos de trabajo.Por contra, Romney subrayó que el desempleo hoy "es mayor que cuando Barack Obama asumió el cargo", en referencia a que la tasa era del 7,8 % en enero de 2009 y ahora ha subido al 7,9 %.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios