La ONU condena la ola de atentados en Irak y pide unidad contra el terrorismo

La ONU condenó hoy la ola de atentados en Irak, uno de ellos a las puertas del Ministerio de Asuntos Exteriores, que dejó decenas de muertos y heridos, y pidió a los líderes políticos "unidad" en la lucha contra el terrorismo.

El representante especial de la ONU para Irak, Nickolay Mladenov. EFE/Archivo El representante especial de la ONU para Irak, Nickolay Mladenov. EFE/Archivo

El representante especial de la ONU para Irak, Nickolay Mladenov. EFE/Archivo

La ONU condenó hoy la ola de atentados en Irak, uno de ellos a las puertas del Ministerio de Asuntos Exteriores, que dejó decenas de muertos y heridos, y pidió a los líderes políticos "unidad" en la lucha contra el terrorismo."El representante especial de la ONU para Irak, Nickolay Mladenov, condena en los términos más enérgicos el ataque de hoy contra el Ministerio de Exteriores", dijo ante la prensa un portavoz de la ONU, Farham Haq.El portavoz añadió que los responsables del ataque deben ser condenados por todos los líderes políticos, religiosos y cívicos del país, e instó a los dirigentes políticos a mostrar unidad en la lucha contra el terrorismo.Al menos 31 personas murieron hoy y 66 resultaron heridas en una serie de explosiones en Bagdad, la mayoría cerca de la fortificada Zona Verde, que alberga las sedes del Gobierno y del Parlamento iraquí, así como embajadas de países occidentales.Varios de los atentados fueron perpetrados por dos suicidas y con un coche bomba en los alrededores de la Zona Verde, uno en un puesto de control en la zona de Karrada Mariam, y otro en la entrada del Ministerio de Exteriores.Otras 10 personas perecieron y 24 sufrieron heridas por el estallido de dos coches bomba de forma consecutiva en la zona de Yisr Diyala, en el suroeste de la capital, mientras que otro ataque similar causó ocho heridos en el barrio cercano de Al Zafarana.Irak sufre un repunte de la violencia confesional y de los atentados terroristas, que causaron en 2013 la muerte de 8.868 personas, de las que 7.818 eran civiles, según cifras de Naciones Unidas.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios