Isabel Allende vuelve a sorprender con un giro a la novela negra

Isabel Allende vuelve a sorprender a sus lectores con un giro hacia la novela policial en "El juego de Ripper", su última obra, en la que la escritora chilena vuelca su ingenio en un género en el que se atreve, incluso, a tomarle el pelo.

La escritora chilena Isabel Allende. EFE/Archivo La escritora chilena Isabel Allende. EFE/Archivo

La escritora chilena Isabel Allende. EFE/Archivo

Isabel Allende vuelve a sorprender a sus lectores con un giro hacia la novela policial en "El juego de Ripper", su última obra, en la que la escritora chilena vuelca su ingenio en un género en el que se atreve, incluso, a tomarle el pelo."Me divertí mucho escribiéndola porque es una novela actual, ocurre en el mismo año que la escribí (2012) y en San Francisco, donde vivo desde hace 26 años. Le tomo el pelo a otros escritores del género porque para mí es un experimento, como muchos otros que he hecho en mi carrera como escritora", dijo Allende en entrevista con Efe durante su visita a Miami para presentar el libro.La novela gira en torno a una madre y su hija, la primera bohemia y espiritual, y la segunda práctica y aficionada a resolver asesinatos y al juego de roles Ripper.Para escribir el libro, "me leí las novela de Stieg Larsson, vi algunas películas y asistí a una conferencia de escritores de novelas policiales, que me ayudó muchísimo. Ya con eso me di cuenta cuál era la formula que espera el lector y cómo investigar".Esta novela surgió después de que en el 2011 Allende anunciara que estaba pensando en el retiro."Como familia estábamos pasando por un momento muy difícil, y yo no me veía con fuerzas para seguir escribiendo. Tenía que apoyar a mi marido que había perdido a uno de sus hijos", comentó.Pero antes de que las escritora de 72 años abandonara una carrera que empezó rondando los 40 años, su editora le pidió que escribiera una novela policial."Nunca había escrito una novela policial, aunque leo muchas. He intentado con otros géneros como la novela histórica, política, memoria, incluso una trilogía pata jóvenes. Siempre estoy buscando nuevos desafíos", afirmó.La idea original era escribirla junto a su esposo, el estadounidense William Gordon , abogado y escritor de novelas negras. "Willie y yo empezamos a echar ideas sobre el tapete y así pasó un tiempo. Llegó el 2012, y no teníamos nada. Estábamos peleados como perros. Él se fue a escribir su sexta novela y yo empecé a explorar la idea de una novela policial", comentó.Fiel a su superstición de empezar un nuevo libro cada 8 de enero - el mismo día que en 1982 empezó a escribir "La casa de los espíritus", su libro más exitoso-, este año no faltó a su cita."He escrito algo pero lo he tenido que dejar porque ya no dispongo de mi tiempo como yo quisiera. Se me ha complicado la vida: no solo es escribir, tengo que hacer promoción de los libros, atender a la prensa y también está el trabajo con mi fundación", aseguró.La fundación que lleva su nombre y gestiona su nuera se dedica al empoderamiento de mujeres y niñas en las áreas de salud, protección y educación.Esta organización nació en homenaje a la fallecida hija de la escritora, Paula Frías, quien como educadora y psicóloga ayudó a comunidades necesitadas y a través de ella busca mantener sus ideales."Nosotros ayudamos financieramente a organizaciones que están haciendo un buen trabajo en estas áreas, especialmente trabajamos con inmigrantes en Estados Unidos, pero también ayudamos en otros países del mundo", destacó la escritora que ha vendido más de 60 millones de libros.Actualmente se encuentra inmersa en un tour mundial de promoción de "El juego de Ripper", que salió publicado en varios idiomas a la vez y que la mantendrá ocupada hasta febrero, cuando volverá a su casa en California para "estar fuera de circulación " y continuar con esas páginas que dejé pendiente en enero".

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios