Inmigración: Cambio a Ley del Castigo es primera buena noticia del 2013

En la imagen, la secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Janet Napolitano. EFE/Archivo En la imagen, la secretaria de Seguridad Nacional de  EE.UU., Janet Napolitano. EFE/Archivo

En la imagen, la secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Janet Napolitano. EFE/Archivo

Ahora, las personas sin papeles que tengan familiares ciudadanos verán reducido "el tiempo de separación" de sus parientes.

La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Janet Napolitano, anunció la publicación de una regla final que reduce el tiempo separación de los ciudadanos de los Estados Unidos de sus familiares inmediatos indocumentados que están en el proceso de obtención de visas para convertirse en residentes permanentes de EE.UU.

El cambio, que se pondrá en efecto el 4 de marzo y que engloba nuevas regulaciones que impactan a la llamada Ley del Castigo, fue anunciado en un comunicado del Registro Federal, Diario Oficial del gobierno.

Los beneficiarios de este cambio en la ley deberán acreditar que "un largo tiempo apartados de su cónyuge, sus padres o sus hijos" podría resultar "extremadamente duro" para la situación familiar, tras lo que les será permitido iniciar los trámites de regularización sin tener que abandonar el país, como sucedía hasta ahora.

En las etapas finales de la tramitación de los permisos, sin embargo, sí deberán regresar a su país de origen, donde recogerán los papeles personalmente y, posteriormente, podrán entrar en EE.UU. ya de forma completamente legal.

Penalidades anuladas

Si los padres, cónyuges o hijos del ciudadano se quedan ilegales menos de un año en el país son penalizados con tres años fuera de EE.UU. y con diez años si se quedan más de un año.

Estas penalidades serán anuladas en los nuevos procesos a partir del 4 de marzo.

El reglamento final "facilita el proceso de inmigración legal y reduce la cantidad de tiempo que los ciudadanos estadounidenses están separados de sus familiares más cercanos que se encuentran en el proceso de obtener una visa de inmigrante", dijo Napolitano en el comunicado.

La duración del proceso para obtener el permiso de residencia permanente en EE.UU. es de entre seis meses y un año de media, un período durante el cual, hasta ahora, el solicitante debía permanecer en su país de origen.

Con la nueva medida, se calcula que el tiempo que los indocumentados con familiares ciudadanos deberán permanecer en el extranjero podría reducirse, en algunos casos, hasta una sola semana.

Advertencias en el proceso

La agencia de inmigración agregó que no puede aceptar solicitudes hasta que el cambio en el proceso entre en vigor.

En el comunicado oficial, el servicio de inmigración mantiene la advertencia de no enviar solicitudes pidiendo una exención provisional antes del 4 de marzo y advierte que rechazará cualquier solicitud pidiendo este nuevo proceso y devolverá el paquete de solicitud, junto a cualquier pago relacionado con el proceso.

Más noticias

0 Comentarios