Grupos esperan descenso de arrestos a minorías si DC despenaliza la marihuana

Los grupos a favor del uso libre de la marihuana aseguraron hoy que esperan que el proyecto legislativo para despenalizar esta droga en el Distrito de Columbia (DC) hará descender los arrestos entre las minorías negra y latina.

Una joven fuma marihuana durante una marcha en favor de la legalidad y autocultivo de la marihuana. EFE/Archivo Una joven fuma marihuana durante una marcha en favor de la legalidad y autocultivo de la marihuana. EFE/Archivo

Una joven fuma marihuana durante una marcha en favor de la legalidad y autocultivo de la marihuana. EFE/Archivo

Los grupos a favor del uso libre de la marihuana aseguraron hoy que esperan que el proyecto legislativo para despenalizar esta droga en el Distrito de Columbia (DC) hará descender los arrestos entre las minorías negra y latina.Así lo explicaron en declaraciones a EFE representantes de la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU, por sus siglas en inglés), Marijuana Policy Project y la Organización Nacional de Reforma de las Leyes de Marihuana (Norml), tras el primer paso dado en esta dirección por las autoridades municipales de Washington.Al aprobar una propuesta para reducir los castigos al consumo y la posesión de cannabis, la capital, la ciudad que según un estudio de la ACLU es la que tiene un mayor número de detenciones per cápita relacionadas con la marihuana, especialmente entre las minorías, entró en el debate sobre la legalidad de esta sustancia.El ayuntamiento de Washington aprobó un proyecto legislativo que despenaliza la posesión de pequeñas cantidades de marihuana y equipara las multas por esta infracción a las de tráfico, aunque paralelamente introdujo una enmienda por la que el consumo en público de esta sustancia seguirá estando penalizado.Estas normas, que han de superar otra votación antes de su aprobación definitiva, previsiblemente en dos semanas, supondrían una reducción de las multas a 25 dólares por posesión y el consumo mantendría una pena de cárcel, pese a que se reduciría de seis meses a 60 días.El director legal de ACLU en la capital, Arthur Spitzer, afirmó que consumir marihuana en lugares públicos "no debería ser un delito, sino solamente una infracción civil"."Con esa enmienda, fumar en lugares públicos como parques puede ser motivo de detención. Nos preocupa, porque así la policía podría seguir arrestando a hispanos o negros", añadió.Spitzer anunció que su organización trabajará para cambiar el contenido de la enmienda que penaliza el consumo de marihuana antes de su votación definitiva."No sólo es que tenga una alta tasa de detenciones, es aún peor, porque prácticamente todas las detenciones son de minorías: negros o hispanos. Por eso es tan importante despenalizarla", apuntó el director legal de ACLU en Washington.Según Eric Altieri, representante de Norml, "pese a suponer sólo cerca del 50% de la población que consume marihuana en proporción similar a los blancos, nueve de cada diez arrestos relacionados con la marihuana en DC son de afroamericanos".La portavoz de Marijuana Policy Project, Morgan Fox, destacó que la iniciativa que está tramitando el ayuntamiento "va en la dirección correcta, pero aún queda mucho camino por recorrer"."Mientras sea ilegal para los adultos poseer, consumir y obtener marihuana en un mercado regulado, las leyes continuarán aplicándose de forma desproporcionada contra las minorías y las comunidades pobres", indicó Fox.La discusión sobre la flexibilización de las leyes de marihuana recobró fuerza tras unas recientes declaraciones del presidente, Barack Obama, en las que afirmó que esa droga no es más peligrosa que el alcohol o el tabaco.La Casa Blanca, sin embargo, recordó el martes que su oposición a la legalización de la marihuana no ha cambiado.A juicio de Obama, el principal problema con el consumo de marihuana son las desproporcionadas penas y la manera en la que éstas afectan con más dureza a las minorías, como la negra y la hispana, y a personas de bajos recursos.El presidente sugirió en una entrevista en la revista The New Yorker publicada el 19 de enero que deben avanzar leyes estatales como la que despenaliza el consumo privado de esa droga en Colorado -junto al estado de Washington, el único donde el uso recreativo de la marihuana es legal-.En Colorado, los adultos pueden comprar desde principios de año una onza (30 gramos) de marihuana en las tiendas estatales para uso recreativo.En otros 20 estados se permite el consumo de marihuana con fines medicinales, pero más estados, como el de Nueva York, ya han anunciado su intención de permitir esta práctica.

Más noticias

0 Comentarios