Estados Unidos prohíbe aparatos electrónicos en vuelos de países de Medio Oriente y África

Los pasajeros de Medio Oriente y África no podrán volar en la cabina con aparatos electrónicos en sus vuelos hacia Estados Unidos. Los pasajeros de Medio Oriente y África no podrán volar en la cabina con aparatos electrónicos en sus vuelos hacia Estados Unidos.

Los pasajeros de Medio Oriente y África no podrán volar en la cabina con aparatos electrónicos en sus vuelos hacia Estados Unidos.

El Gobierno de Estados Unidos aplicará desde hoy una orden que obligará a documentar aparatos electrónicos de mayor tamaño que un teléfono móvil en vuelos procedentes de ocho países de mayoría musulmana de Oriente Medio y África.

Así, los pasajeros de vuelos sin escalas a Estados Unidos procedentes de esos países no podrán llevar en el equipaje de mano aparatos electrónicos como computadoras y tablets.

Ese tipo de aparatos estarán prohibidos en la cabina de pasajeros y tendrán que ser documentados con el resto del equipaje.

La prohibición afectará a unos 50 vuelos diarios hacia el país procedentes de 10 aeropuertos internacionales en ocho países: Jordania, Kuwait, Egipto, Turquía, Arabia Saudí, Marruecos, Qatar y Emiratos Árabes Unidos.

De acuerdo con funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional que ofrecieron detalles de la nueva orden bajo anonimato, la prohibición no se basa en ninguna amenaza concreta ni riesgo de un ataque inminente contra el país.

Según esos funcionarios, el Gobierno del presidente Donald Trump ha determinado que es necesario mejorar los procedimientos de seguridad para los pasajeros de ciertos vuelos sin escalas hacia Estados Unidos.

Hasta el momento, las autoridades de la nación únicamente pedían encender los aparatos electrónicos antes de embarcar a un avión por temor a un posible atentado, pero nunca se había prohibido la entrada con tablets, videojuegos o computadoras.

Esta restricción llega después de la segunda orden ejecutiva de Trump para vetar la entrada a Estados Unidos durante 90 días de viajeros de seis países de mayoría musulmana y suspender por 120 días el programa de acogida de refugiados por temor a la llegada de terroristas.

Esa orden, revisada por el Gobierno desde la prohibición original emitida en enero para evitar problemas con la Justicia, fue también suspendida temporalmente por orden de dos jueces federales y, de momento, no puede ser puesta en práctica.

Más noticias

0 Comentarios