Empresarios denuncian falta de mano de obra y piden una reforma migratoria

Líderes de negocios y empresarios de Carolina del Sur denunciaron  la "escasez de mano de obra" en el estado, y expresaron su confianza en que el debate abierto en el Partido Republicano impulse de forma urgente una reforma migratoria.

Más de 240.884 hispanos viven en Carolina el Sur, los cuales trabajan en los campos, la construcción y los servicios como restaurantes y hoteles. EFE/Archivo Más de 240.884 hispanos viven en Carolina el Sur, los cuales trabajan en los campos, la construcción y los servicios como restaurantes y hoteles. EFE/Archivo

Más de 240.884 hispanos viven en Carolina el Sur, los cuales trabajan en los campos, la construcción y los servicios como restaurantes y hoteles. EFE/Archivo

Líderes de negocios y empresarios de Carolina del Sur denunciaron  la "escasez de mano de obra" en el estado, y expresaron su confianza en que el debate abierto en el Partido Republicano impulse de forma urgente una reforma migratoria.Representantes de las industrias de la hostelería y el turismo, construcción, y agricultura subrayaron hoy en conferencia de prensa en Columbia, capital del estado, que aunque cada sector tiene su opinión e interés en el asunto, es necesario que el Congreso actúe cuanto antes."Lo que estamos observando en los mercados del estado es que las casas no se construyen y una de las razones es la escasez de mano de obra", dijo Mark Nix, de la Asociación de Constructores de Viviendas de Carolina del Sur."Es una cuestión de prioridad tener una reforma migratoria que incluya protección en las fronteras, asegurarnos de tener trabajadores legales, que paguen impuestos, aprendan inglés, y formen parte de nuestra comunidad", añadió.El Partido Republicano dio a conocer la semana pasada sus principios para abordar la situación de los 11 millones de indocumentados que viven en el país, siendo la seguridad en la frontera con México una de sus prioridades.Iván Segura, presidente del Consejo de los Mexicanos en las Carolinas, afirmó hoy a Efe que "le da gusto ver por fin a la comunidad empresarial reaccionar y reconocer las aportaciones económicas de los inmigrantes".Aunque Segura reiteró que el proceso de la reforma migratoria "apenas comienza", es "alentador conocer que las empresas de Carolina del Sur, que dependen de la mano de obra inmigrante, expresen su apoyo".Carolina del Sur es uno de los estados pioneros en la implementación del programa E-Verify que verifica el estatus migratorio de los empleados, tiene una de las leyes migratorias estatales más estrictas del país, y una unidad especial para detener a los sin papeles.Se estima que más de 240.884 hispanos viven en Carolina el Sur, la mayoría de origen mexicano, los cuales trabajan en los campos, la construcción y los servicios como restaurantes y hoteles.

Más noticias

0 Comentarios