Día de Muertos en barrio Pilsen de Chicago es toda una tradición

Las manifestaciones del Día de los Muertos se ven por todos los rincones de los barrios hispanos de Chicago, donde no faltan las calaveras pintadas en las vitrinas de los negocios o figuras alusivas a la muerte.

Las manifestaciones del Día de los Muertos se ven por todos los rincones de los barrios hispanos de Chicago, donde no faltan las calaveras pintadas en las vitrinas de los negocios o figuras alusivas a la muerte.En la panadería Acambaro, en el barrio de Pilsen, colgadas de su ventana lucen varias calaveras decoradas en múltiples diseños, mientras que en su interior un altar está cerca del tradicional pan de muertos.No muy lejos de la calle principal de Pilsen, conocida como la 18, varios autobuses escolares transportan a grupos de estudiantes que exploran las manifestaciones culturales del Día de los Muertos del Museo Nacional de Arte Mexicano, que este año ha montado la exhibición "Hanal Pixan: Comida Para Las Animas".En la muestra, en un altar yacen las botas vaqueras del fallecido artista Francisco Mendoza, cuyos murales adornan las fachadas de dos escuelas públicas y una estación del sistema de transporte de Chicago.Unos ramos de flores brotan desde dentro de sus botas como también cerca está su chaqueta tejana negra, la trompeta que le gustaba tocar y la paleta de pintar llena de vivos colores.Aparte del arte alusivo al Día de los Muertos y altares en las galerías de arte y en muchos hogares de este barrio, también se llevan a cabo varios eventos que conmemoran la transición de los mortales al más allá.El fervor de esta celebración anual del Día de los Muertos también llegó este año a la vecina Universidad de Illinois en Chicago (UIC), al norte de Pilsen.Ahí el Centro Cultural Latino Rafael Cintrón y otros grupos llevarán a cabo hoy una procesión."Únanse a una procesión en el campo de UIC para honrar a nuestros seres queridos que han fallecido y para celebrar el ciclo de la vida", reza la invitación de los organizadores de esta procesión, en la que la actriz Laura Crotte cantará los temas más conocidos de Chavela Vargas, quien falleció en agosto de este año.En Pilsen la organización Pros Arts lleva acabo también hoy su evento anual "Muertos de la Risa", con una procesión por las calles del barrio acompañada de música y danza azteca.La organización United Neighborhood Organization (UNO) hace su "Carrera de los Muertos", el 3 de noviembre por varias calles de Pilsen.Teresa Magaña, de 33 años, aprendió sola a decorar calaveras para el Día de los Muertos en 2010. Dos años más tarde, varios negocios de Pilsen venden sus creaciones: calaveras de yeso decoradas en varios diseños y colores."Lo que comenzó como una actividad para mis hijos, para que se conectaran con nuestra cultura, resultó ser una forma de arte que capturó mi espíritu creativo", señaló Magaña a Efe.Magaña aseguró que algunos ven en una calavera la muerte, pero ella ve la vida que existía."Es mi creencia de que el alma vivirá a través de los recuerdos de nuestros seres queridos", afirmó.Otro artista, Nicolás de Jesús, originario de Ameyaltepec, Guerrero, dijo a Efe que los eventos de esta celebración anual se están extendiendo cada vez más en Estados Unidos como una manifestación de los hispanos por reafirmar su identidad."Creo que es importante hacer esta celebración para educar a los hijos porque es una manera de rescatar el alma y ese recuerdo de los antepasados", señaló de Jesús vía telefónica desde Annandale, Virginia, donde está realizando ofrendas y murales en el Arlington Art Center.El artista agregó que en su pueblo natal unas 200 familias preparan con antelación esta fiesta "que viene desde la época prehispánica" con comida, flores y música.

Más noticias

0 Comentarios