Celebran nuevo salario mínimo en Chicago pero mantienen reclamo de 15 dólares

Activistas y grupos sindicales de Chicago celebraron hoy como una "victoria" el aumento del salario mínimo de 8,50 a 10 dólares, pero hicieron un llamado a mantenerse "vigilantes" para lograr su demanda de 15 dólares por hora.

Trabajadores de las mayores cadenas de restaurantes de comida rápida participan en manifestaciones en Chicago y varias ciudades del país en reclamo de mejores sueldos y beneficios. EFE/Archivo Trabajadores de las mayores cadenas de restaurantes de comida rápida participan en manifestaciones en Chicago y varias ciudades del país en reclamo de mejores sueldos y beneficios. EFE/Archivo

Trabajadores de las mayores cadenas de restaurantes de comida rápida participan en manifestaciones en Chicago y varias ciudades del país en reclamo de mejores sueldos y beneficios. EFE/Archivo

Activistas y grupos sindicales de Chicago celebraron hoy como una "victoria" el aumento del salario mínimo de 8,50 a 10 dólares, pero hicieron un llamado a mantenerse "vigilantes" para lograr su demanda de 15 dólares por hora."Celebramos una victoria para las familias trabajadoras de Chicago, pero también reconocemos que todavía queda mucho más por hacer para que todos tengan la posibilidad de progresar en esta gran ciudad", declaró en conferencia de prensa Katelyn Johnson, directora ejecutiva del grupo Action Now.Según estimó, el aumento agregará 3.540 dólares anuales a los ingresos de los trabajadores, que podrían llegar a 20.800, pero "aun así será insuficiente para vivir en una de las ciudades más caras del país", expresó.Junto con Raise Chicago y otras agrupaciones defensoras del salario mínimo, los activistas prometieron mantener la presión para sumar a Chicago a Seattle, Los Ángeles, San Francisco, Oakland y Washington DC, donde ya se aprobó el salario de 15 dólares.Los empleados que dependen de propinas, en su mayoría inmigrantes latinos, reciben a partir de hoy un dólar de aumento y pasan a cobrar 5,45 por hora.El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, declaró en un comunicado que el aumento beneficiará de inmediato a más de 200.000 trabajadores que necesitan mejorar sus ingresos para poder "vivir y criar a sus hijos" en la ciudad.La ordenanza establece una serie de aumentos escalonados que llevarán el salario a 13 dólares por hora en 2019.La actualización futura sería del 2,5 % o de la tasa de inflación anual, lo que sea menor, pero en los años en los que la tasa de desempleo exceda el 8,5 %, el salario mínimo quedaría congelado.La Alcaldía estima que en un plazo de cinco años aumentarán los ingresos de unos 410.000 trabajadores que reciben el salario mínimo, de los cuales unos 70.000 dejarían de ser considerados pobres al inyectarse unos 860 millones de dólares en la economía local.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios