Un triunfo y una derrota, balance agridulce del español Lillo en Millonarios

Un triunfo de visitante y una derrota en su propio estadio es el balance que deja hasta ahora el trabajo del técnico español Juan Manuel Lillo al frente del Millonarios bogotano, sin que llene por el momento las expectativas de los seguidores del máximo campeón del fútbol profesional colombiano.

En la imagen, el entrenador Juan Manuel Lillo. EFE/Archivo En la imagen, el entrenador Juan Manuel Lillo. EFE/Archivo

En la imagen, el entrenador Juan Manuel Lillo. EFE/Archivo

Un triunfo de visitante y una derrota en su propio estadio es el balance que deja hasta ahora el trabajo del técnico español Juan Manuel Lillo al frente del Millonarios bogotano, sin que llene por el momento las expectativas de los seguidores del máximo campeón del fútbol profesional colombiano.La intención de poner a jugar al equipo a una velocidad casi europea se ha visto reflejada, por momentos, en los dos partidos que ha disputado, el primero frente a Envigado al que venció de visitante por 1-2, y el segundo en El Campín frente a Equidad, con el que perdió por 0-1.Los resultados no lo han dejado del todo satisfecho y mucho menos el último del que según sus propias declaraciones solo le gustó el comienzo."Tuvimos la pelota pero no explotamos, Equidad tuvo paciencia y hemos terminado jugando al ritmo de ellos, y nos hemos hecho daño a nosotros mismos", manifestó Lillo en una rueda de prensa.El español, sin embargo, resaltó el buen juego que sus dirigidos desplegaron en el tiempo complementario, aunque se mostró sorprendido ante el resultado final jugando como local. "No es normal el resultado de este partido. Una cosa es lo que estás haciendo de lunes a sábado, lo que pasa es que se vive del resultado y hoy no nos salió", dijo.Lillo, siendo crítico de parte y parte, manifestó que Equidad no pasó de la mitad de la cancha, pero que su equipo tampoco ha creado peligro."Hemos producido poquito y si queremos ser un buen equipo debemos procurar que los de arriba defiendan y los de atrás ataquen", enfatizó.El estratega español, sin embargo,, desde su llegada a Colombia dejó en claro que no pretende imponerle un estilo de juego a sus jugadores, sino encontrar en ellos mismos su propia identidad."No se trata que sea lo que yo quiero sino lo que ellos quieran, porque cuando uno convierte algo en propio es cuando cobra valor", había señalado Lillo luego de su triunfo en la primera jornada de la Liga colombiana frente a Envigado."No tengo ninguna intención de que jueguen a lo que yo soy sino que jueguen a lo que ellos son", añadió.Después de las dos jornadas disputadas, Millonarios aparece en la casilla trece del campeonato con tres puntos, dos goles a favor y dos en contra.El próximo rival del equipo azul de Bogotá será el Boyacá Chicó el jueves 6 de febrero en condición de visitante.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios