Algunos aprovechan la sequía para emplear a personas en los campos