Se aplaza hasta mañana la vista cautelar contra un opositor boliviano

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Bolivia decidió hoy aplazar a mañana a las diez de la mañana la vista cautelar que debe decidir si enviar o no a prisión preventiva al empresario y político opositor Samuel Doria Medina.

Se aplaza hasta mañana la vista cautelar contra un opositor boliviano Se aplaza hasta mañana la vista cautelar contra un opositor boliviano

Se aplaza hasta mañana la vista cautelar contra un opositor boliviano

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Bolivia decidió hoy aplazar a mañana a las diez de la mañana la vista cautelar que debe decidir si enviar o no a prisión preventiva al empresario y político opositor Samuel Doria Medina.

El fiscal del caso, José Manuel Gutiérrez, explicó a los medios de comunicación que hubo "una serie de incidentes, de pedidos de corrección por parte de la defensa", alegaciones que cuestionan la competencia del Tribunal y que se deben resolver mañana jueves en Sucre, donde se celebra la vista tras dos suspensiones los días 3 y 17 de noviembre.

Gutiérrez aclaró que se va a sacar del proceso a dos de los diez imputados, Germán Quiroga y Juan Demeure, cuya ausencia alegando problemas de salud por su avanzada edad causó la primera suspensión de la vista.

La sesión prevista para la mañana de hoy se aplazó en un primer momento hasta la tarde para que el tribunal pudiese deliberar sobre la situación de los dos acusados.

Informes médicos establecieron que los dos imputados "no están en condiciones mentales para asumir su defensa dentro del proceso", algo que significa la suspensión de su participación en el juicio, de carácter "en teoría" temporal, comunicó el fiscal a cargo.

Gutiérrez explicó que, poco antes de las nueve de la noche (hora local) se decidió aplazar la vista al día siguiente porque "algunos de los imputados ya estaban perdiendo la atención, habían comenzado a dormirse".

El representante del Ministerio Público aclaró que "todas las partes tienen derecho a plantear incidentes" algo que "no implica necesariamente una actividad dilatoria".

Sin embargo, advirtió que "cuando la actividad es reiterada, tendenciosa, puede generar actividad procesal dilatoria", un extremo sobre el que la Fiscalía se pronunciará más adelante.

Es la tercera vez que el TSJ intenta instalar la vista, que fue suspendida primero el pasado 3 de noviembre por la ausencia de dos imputados y también el día 17 por asuntos procedimentales que debía resolver el juzgado.

Doria Medina, quien denuncia persecución política por parte del Gobierno de Evo Morales, fue imputado por el Ministerio Público junto a otros nueve exfuncionarios por supuestos delitos cometidos en un caso que se remonta a 25 años atrás, cuando el político era ministro de Planeamiento.

La Fiscalía los ha acusado por los supuestos delitos de incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica.

Los cargos afectan a una presunta autorización irregular para crear la entidad de Formación de Capital en Áreas Secundarias (Focas), que transfirió 21 millones de dólares a Fundapro, una entidad sin fines de lucro de apoyo al microcrédito.

Doria Medina ha reiterado que la transferencia fue un préstamo a Fundapro que se devolvió íntegramente y un requisito de Estados Unidos para condonar a Bolivia una deuda de 361 millones de dólares.

El político, que fue tres veces candidato a las elecciones presidenciales contra el actual presidente Evo Morales, ha denunciado en diversas ocasiones que enfrenta una persecución política que se dirige también contra otros líderes ajenos al oficialismo, como el expresidente Carlos Mesa (2003-2005).

Más noticias

0 Comentarios