Solís quiere más inversión española, aunque admite "pequeños problemas"

El ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Costa Rica, Luis Guillermo Solis, desea que la inversión española en su país aumente, aunque reconoció "pequeños problemas" en el ámbito de las telecomunicaciones.

El ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Costa Rica, Luis Guillermo Solis, desea que la inversión española en su país aumente, aunque reconoció "pequeños problemas" en el ámbito de las telecomunicaciones."La inversión española en Costa Rica es muy significativa, no tanto como en otros países de Latinoamérica, pero puede aumentar", dijo hoy en una entrevista con Efe."Dificultades hemos tenido algunas, ninguna tan grande que haya generado problemas entre los dos gobiernos", dijo Solís, y consideró que "algunos pequeños problemas con inversiones de España en telecomunicaciones" no han sido exclusivos con el país europeo.Esos mismas dificultades las han enfrentado "otras empresas que han tenido que competir con el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE)", argumentó, en referencia a la participación de la española Movistar en el mercado de telefonía móvil en Costa Rica."Yo defiendo al ICE, por lo que es probable que no vamos a resolver todos los problemas que podría facilitar la inversión española en telecomunicaciones como existe en otros países", adelantó Solís, en el caso de que finalmente sea elegido presidente de Costa Rica"Aquí tenemos un agente principal del sector de telecomunicaciones que es una entidad estatal que mi partido defiende con ardor", subrayó."Pero tampoco creo -aclaró- que deban obstaculizar esas inversiones y mucho menos ponerse en riesgo sus derechos adquiridos".En Costa Rica "habrá seguridad jurídica y respetaremos absolutamente las condiciones en que se encuentran esas empresas", afirmó Solís.El ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Costa Rica destacó sus fuertes lazos sentimentales y profesionales con el país de su esposa, Mercedes Peña, y aseguró: "Yo duermo con España"."España ocupa un lugar muy especial en mis afectos, por razones personales, y también por razones profesionales", explicó."Cómo historiador -dijo- y profesor de Ciencias Políticas, he tenido una relación muy cercana con instituciones académicas españolas, con colegas españoles"."He estado muchas veces en Madrid, donde he dado conferencias en Casa América, y en Salamanca, por ejemplo, donde tengo colegas entrañables", agregó.Solís fue durante dos años director de la Secretaria General Iberoamericana (SEGIB) para Centroamérica y Haití."Tengo una interlocución muy fácil con España, y una gran fluidez en las relaciones, que aumentará mucho por razones de cercanía personal, si yo soy presidente", subrayó."Desde el punto de vista de las políticas de Estado, España ha tenido que tomar decisiones muy fuertes en el ámbito de la cooperación, en los que antes nos tenía más cerca. Aún así el esfuerzo de España por mantener proyectos ha sido muy grande y se le reconoce y agradece mucho", puntualizóSolís, candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC), ganó el pasado domingo, contra todos los pronósticos, las elecciones presidenciales en Costa Rica, aunque sin alcanzar los suficientes votos para evitar una segunda vuelta el próximo 6 de abril frente al segundo más votado, el candidato del gobernante Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya.Se define como socialdemócrata, pero explica que "no ha sido por el programa (político de su partido) por lo que la gente me votó, sino porque encontraron un candidato cercano, un candidato con el que comparten una visión del mundo y unos sentimientos".

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios