Solís quiere que Costa Rica sea líder en desarrollo y derechos humanos

Costa Rica debe retomar su vocación de líder internacional en defensa del desarrollo, el desarme y los derechos humanos, declaró hoy en una entrevista con Efe el ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en este país centroamericano, Luis Guillermo Solís.

El candidato presidencial Luis Guillermo Solís habla durante una entrevista en San José (Costa Rica). EFE Galería
El ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Cosa Rica, Luis Guillermo Solís, habla este martes 4 de febrero de 2014, durante una entrevista con Acan-Efe, en San José (Costa Rica). EFE Galería

El candidato presidencial Luis Guillermo Solís habla durante una entrevista en San José (Costa Rica). EFE

Costa Rica debe retomar su vocación de líder internacional en defensa del desarrollo, el desarme y los derechos humanos, declaró hoy en una entrevista con Efe el ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en este país centroamericano, Luis Guillermo Solís."Costa Rica debe desempeñar el papel que ha tenido de un liderazgo fraterno y respetuoso, centrado en derechos humanos, desarme, desmilitarización y desarrollo", según este profesor de Ciencia Política e Historia.Solís recordó que este año su país ejerce la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericano y Caribeños (CELAC) y aseguró que lo hará "con espíritu de enorme pluralismo, de mucho respecto y adhesión a los principios y valores" comunes en caso de convertirse él en presidente de Costa Rica.Durante los últimos años, las relaciones internacionales de Costa Rica se han centrado en su conflicto con Nicaragua. "No podemos seguir nicaraguenizando nuestra política exterior", subrayó."Costa Rica fue invadida, eso significó una ruptura de vínculos con Nicaragua y ello impactó las relaciones con el conjunto de los países de Centroamérica, y eso hay que corregirlo", opinó Solis.Resaltó que su país "no puede tener una política exterior pegada además a una circunstancia inexorable" de que "Costa Rica y Nicaragua no tienen causal de divorcio" y son "países vecinos que estarán allí para toda la vida"."En lo que a mi concierne tendremos que soltar amarras para que esa política se despliegue de manera más creativa y mucho más allá también del segundo vector que ha tenido la Administración saliente, que es el comercial", dijo Solís.La política exterior "no es solo comercio exterior, por lo tanto yo buscaré reconstituir esos liderazgos que en otros momentos tuvimos, mediante diálogo político que corresponda, con la Unión Europea y esos países de América Latina con los que no hemos tenido una relación lo suficientemente desarrollada", explicó.Solís también destacó el papel que juega Estados Unidos en la región "como una realidad hemisférica que no podemos impedir que sea reconocida multilateralmente en las Américas".Estados Unidos, dijo, es "una realidad que en la geopolítica latinoamericana y caribeña pesa, y pesa mucho",De esta manera, defendió la existencia y la convivencia de la OEA y de la Celac, en la que no participa Estados Unidos, así como de otros foros regionales y subregionales de discusión e integración."América Latina es el reino de la diversidad, desde el punto de vista de sus esquemas de integración, y está ahí para quedarse", opinó.El aspirante a gobernar Costa Rica reconoció que el narcotráfico es uno de los más graves problemas que sufre Latinoamérica como "seria amenaza a la estabilidad democrática y al crecimiento económico de sus países".También admitió que la militarización de la lucha contra el narcotráfico "ha fracasado absolutamente", pero dijo que "al crimen organizado hay que seguir persiguiéndolo como se persigue a los terroristas" y expresó sus dudas en torno a que la legalización de las drogas sea una solución a este problema."Yo creo que la mejor política contra el narcotráfico es el desarrollo", porque "allí donde existen condiciones de integración social, de prosperidad económica y de presencia de las instituciones del Estado, al narcotráfico se le reduce mucho su ámbito de acción", argumentó.La legalización "no es una varita mágica", reflexionó y declaró que "yo no estoy convencido de que sea el camino correcto".Solís, candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC), ganó el pasado domingo, contra todos los pronósticos, las elecciones presidenciales en Costa Rica, aunque sin alcanzar los suficientes votos para evitar una segunda vuelta el próximo 6 de abril frente al segundo más votado, el candidato del gobernante Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya.Se define como socialdemócrata, pero explica que no ha sido por el programa de su partido por lo que la gente le votó, "sino porque encontraron un candidato cercano, un candidato con el que comparten una visión del mundo y unos sentimientos"."La política se ha hecho más emocional que racional, mi campaña llamó a la emoción inteligente", asegura.Solís pretende "restituir la confianza ciudadana sobre la base de principios y valores", y agrega que "es algo que no tiene ya nada que ver con esa imagen tan latinoamericana de un caudillo montado en un caballo blanco contra las barricadas".

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios