Riesgo de derrumbe complica labores de rescate de una niña en escuela

Labores de rescate tras el terremoto en México. Labores de rescate tras el terremoto en México.

Labores de rescate tras el terremoto en México. EFE

Las labores de rescate de una niña atrapada entre los escombros de una escuela en México, tras el terremoto ocurrido el 19 de septiembre de 2017, se han complicado por riesgo de un nuevo derrumbe.

Una de las tragedias más impactantes que ha dejado el sismo ocurrido en México, es la de la escuela Enrique Rébsamen, en la zona de Coapa, la cual colapsó, quedando atrapados niños y maestros. En este lugar se han vivido momentos conmovedores y de tensión en las últimas horas.

Cerca de las 9:30 a.m. (hora local) del 20 de septiembre de 2017, los rescatistas localizaron a una niña de 8 años entre los escombros gracias a la ayuda de binomios caninos, e iniciaron los trabajos para lograr sacar con vida a la menor.

Durante la madrugada el personal intentó poner un apuntalamiento en el centro de la obra, pero esto ocasionó el desvanecimiento de una parte de los escombros, lo que puso en riesgo las maniobras.

Solo un grupo de rescatistas se encuentran trabajando dentro, mientras que los que estaban colaborando desde afuera, tuvieron que suspender sus labores, para disminuir riesgos.

En las primeras horas del 21 de septiembre, se recuperó el cuerpo sin vida de una mujer de 58 años de edad que laboraba en este plantel, con la presencia de sus familiares y de la Agencia del Ministerio Público, así lo informó un vocero de la Marina de México.

Según fuentes, algunos padres de familia que acudían a recoger a sus hijos a esta escuela quedaron atrapados en sus autos en el estacionamiento, al caer los escombros sobre ellos.

La joven Fátima Navarro, pudo ser rescatada gracias a que logró contactar con el exterior mediante un celular, con el que mandó mensajes de WhatsApp para reportar que estaba con vida. Se presume que al menos 12 menores han tenido también contacto con el exterior por medio de su teléfono.

Otro de los pequeños rescatados fue el pequeño Leonardo Farías de 7 años, quien pasó más de 24 horas atrapado. El menor se encuentra en la Clínica Naval de Cuemanco, México, en donde se reporta como delicado su estado de salud.

Los rescatistas han utilizado la más alta tecnología para realizar las maniobras necesarias. Cámaras infrarrojas, micrófonos y sensores han ayudado para salvar vidas.

Más noticias

0 Comentarios