Navidad: Regalos y 56 casas de jengibre de juguete adornan la Casa Blanca

Regalos y 56 casas de jengibre de juguete adornan la Casa Blanca por Navidad Galería
Regalos y 56 casas de jengibre de juguete adornan la Casa Blanca por Navidad Galería

Regalos y 56 casas de jengibre de juguete adornan la Casa Blanca por Navidad

Multitud de regalos, 56 casas de jengibre de juguete y las réplicas gigantes de los perros de la familia Obama protagonizan la decoración navideña de este año de la Casa Blanca, presentada hoy por la primera dama, Michelle Obama.

En las últimas fiestas navideñas que la familia Obama pasará en la Casa Blanca, las 56 casas de jengibre, hechas con más de 200,000 piezas de Lego, rinden homenaje a los colores, la arquitectura y las características de todos los estados y territorios de Estados Unidos.

Los árboles de navidad del Comedor Estatal albergan en sus hojas el tributo al territorio estadounidense, mientras que una réplica totalmente comestible de las alas Este y Oeste de la Casa Blanca, que este año contiene 149 libras de tarta de jengibre en el interior y más de 99 libras que decoran el exterior y casi 22 libras de glaseado y de azúcar, aportan el toque dulce a la sala.

Este año, los regalos centran la decoración navideña de la Casa Blanca y nada más entrar en el aérea de visitas y en el pasillo del ala Este, una interpretación literal de un regalo, formada por una representación gigante que sirve como telón de fondo para las fotos, da la bienvenida a la época festiva en la residencia presidencial.

Más de 8.000 arcos y cintas situados en el techo del pasillo llevan a las réplicas de gran tamaño, fabricadas con más de 25,000 lazos de raso, de los perros de la familia Obama, Bo y Sunny, encargados de guardar los regalos.

Este año el tema festivo es "El regalo de las fiestas" con el objetivo de reflejar la alegría de dar y recibir además de los "verdaderos regalos de la vida" como el servicio, los amigos y la familia, la educación y la buena salud, durante la época festiva.

Una instalación de la bandera gigante de Estados Unidos que cuenta con imágenes de la familia presidencial fotografiada junto a militares, se encuentra junto a un árbol de navidad de cuyas ramas cuelgan las "Estrellas de Oro", la condecoración que reciben las familias de los caídos en combate, en una alegoría del regalo de su servicio.

Los más de 2,700 libros de la biblioteca y los ornamentos con la palabra "chica" en 12 idiomas diferentes, en representación de la campaña de Michelle Obama para dar educación a las adolescentes del mundo, celebran el regalo de la educación.

Mientras que el Gran Vestíbulo representa el regalo de la reflexión, el Comedor Estatal conmemora el regalo de la familia y de los amigos, y las frutas que decoran las salas verde y roja de la mansión presidencial el regalo de la buena salud, inspirado en la otra gran iniciativa de la Primera Dama "Let's Move!" (movámonos) para luchar contra la obesidad.

Por su parte, el Salón Azul, que se encuentra dentro de la habitación oval, alberga el árbol de Navidad de la Casa Blanca de este año, un pino de Douglas de casi 20 pies donado por una granja de árboles en Pensilvania, cortado especialmente para encajar en la sala, cuya guirnalda es una cinta con el preámbulo de la Constitución de Estados Unidos.

La Primera Dama, en su tradicional recibimiento a militares y a sus familias para mostrarles las decoraciones navideñas, recordó emocionada en su última temporada festiva en la Casa Blanca su compromiso de abrir sus puertas para convertirla en la "Casa del Pueblo", por la que invitó a pasar a casi medio millón de personas.

"Mirando hacia atrás, me siento orgullosa de que, durante las épocas festivas en particular, los estadounidenses de todos los orígenes y estilos de vida se sientan cómodos y bienvenidos aquí en la casa de nuestra nación", añadió Michelle Obama mientras invitaba a todos los ciudadanos a visitar la Casa Blanca.

La Primera Dama agregó que durante los últimos ocho años celebrando las fiestas una de sus tradiciones favoritas de la Casa Blanca es mostrar las decoraciones porque, según dijo, le recuerda de lo es realmente importante de la fechas navideñas.

Más noticias

0 Comentarios