R.Dominicana dice a OEA que el país "no tiene nada que ocultar" en migración

El ministro de Interior y Policía dominicano, José Ramón Fadul, dijo hoy que su país "no tiene nada que ocultar" en materia migratoria, en respuesta al anuncio de la OEA de que mandará una misión con el objetivo de "establecer un marco de asistencia" y supervisar los procedimientos migratorios.

El ministro de Interior y Policía dominicano, José Ramón Fadul, dijo hoy que su país "no tiene nada que ocultar" en materia migratoria, en respuesta al anuncio de la OEA de que mandará una misión con el objetivo de "establecer un marco de asistencia" y supervisar los procedimientos migratorios.De acuerdo con el ministro, quien preside el Consejo Nacional de Migración, la República Dominicana "está abierto para que todos los organismos de la comunidad internacional que así lo deseen, visiten el país, ya que no existe ningún impedimento para ello"."El país no tiene nada que ocultar porque aquí lo que se ha hecho es aplicar nuestra ley migratoria como lo hacen todos los países del mundo y en esa materia hemos hecho lo que teníamos que hacer", subrayó Fadul en declaraciones a periodistas.Las declaraciones del ministro se producen tras la sesión especial celebrada el martes en Washington por el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo secretario general, Luis Almagro, anunció la visita de una misión del organismo al país caribeño con el objetivo de "establecer un marco de asistencia" y supervisar los procedimientos migratorios."Es imperativo cesar los movimientos migratorios forzosos", aseguró Almagro, quien reiteró la necesidad de "aprovechar la oportunidad" para encontrar soluciones comunes.El pasado 17 de junio finalizó el plazo para que los indocumentados que viven en el país, la mayoría haitianos, se acogieran al Plan Nacional de Regularización de Extranjeros.Este plan y la ley especial de naturalización, que venció el 1 de febrero, surgieron tras una sentencia del Tribunal Constitucional, emitida en septiembre de 2013.Al Plan Nacional de Regulación de Extranjeros se acogieron 288.466 indocumentados, la mayoría haitianos, y 8.755 lo hicieron a la Ley especial de Naturalización.El principal temor de las ONG y algunos organismos internacionales es que, tras finalizar el plazo para acogerse al plan de regularización, no solo se lleven a cabo deportaciones masivas en República Dominicana, sino que en las mismas se arrastre a personas nacidas en el país hijos de haitianos indocumentados.Sin embargo, en la sesión del martes en la OEA, el canciller de la República Dominicana, Andrés Navarro, aseguró que su país "no deportará a un solo dominicano" e insistió en que su Gobierno está "haciendo todo lo posible para garantizar su protección".Navarro indicó que las denuncias sobre la situación de apátrida de miles de ciudadanos de origen haitiano en su país se deben a informaciones erróneas vertidas por los medios de comunicación.Asimismo, el canciller dominicano describió los mecanismos que el Gobierno de su país ha desplegado para proveer de ciudadanía y regularización a los ciudadanos de origen haitiano nacidos en suelo dominicano pero de padres extranjeros en situación irregular.Por su parte, el representante permanente de Haití ante la OEA, Bocchit Edmond, denunció el maltrato que sufren muchos de los ciudadanos de origen haitiano en suelo dominicano y recordó que cualquier situación de apátrida es "una violación flagrante" de la Carta Universal de Derechos Humanos.Precisamente hoy, el director para América de la ONG Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, dijo en Santo Domingo, que el Gobierno dominicano debe de detener inmediatamente la expulsión de dominicanos descendientes de haitianos y garantizarles sus derechos.Miles de dominicanos descendientes de haitianos "continúan en un limbo legal" sin la posibilidad de ejercer sus derechos más básicos como registrar a sus hijos, inscribirlos en un colegio o viajar por el país con temor a ser expulsados, según un informe de HRW presentado hoy en Santo Domingo.

Más noticias

0 Comentarios