Prófugo del juicio del siglo de Brasil huyó con el pasaporte de su hermano muerto

El condenado del "juicio del siglo" en Brasil que huyó del país para evitar su encarcelación, Henrique Pizzolato, arrestado hoy en Italia, usó un pasaporte falso a nombre de un hermano muerto, informó hoy la policía.

El condenado del "juicio del siglo" en Brasil que huyó del país para evitar su encarcelación, Henrique Pizzolato, arrestado hoy en Italia, usó un pasaporte falso a nombre de un hermano muerto, informó hoy la policía.Pizzolato, exdirector comercial del Banco de Brasil, fue condenado a doce años y siete meses de prisión por lavado de dinero, asociación ilícita y estafa, por su participación en el esquema de corrupción montado por dirigentes del Partido de los Trabajadores (PT) durante el primer mandato de Luiz Inácio Lula da Silva.La Policía italiana arrestó hoy a Pizzolato en la ciudad de Maranello, a pedido de Brasil, en una operación en la que colaboraron las policías de Argentina y España, países por donde el condenado pasó en su huida, según explicaron responsables de la Policía Federal (PF) en una rueda de prensa.El banquero huyó de Brasil el pasado 11 de septiembre, dos meses antes de que el Supremo Tribunal Federal (STF) ordenara su prisión, por tierra a través de la frontera entre la ciudad brasileña de Dionisio Cerqueira (Santa Catarina) y la argentina de Bernardo Irigoyen (Misiones).Desde allí se dirigió a Buenos Aires donde tomó un vuelo a Barcelona, su última escala antes de dirigirse a Italia, donde llegó el 14 de septiembre y se ocultó en el apartamento de un sobrino, que trabaja en la fábrica de Ferrari.La Policía cree que Pizzolato "premeditó" su fuga porque en 2008 falsificó un pasaporte brasileño a nombre de su hermano, Celso Pizzolato, que había fallecido en 1978, según dijo el coordinador general de cooperación internacional de la PF, Luiz Cravo Dórea.Pizzolato también obtuvo en 2010 un pasaporte italiano falso a nombre de su hermano, que utilizó para entrar a ese país.Los dos pasaportes originales de Pizzolato, tanto el brasileño como el italiano, fueron aprehendidos por la Corte Suprema al comienzo del juicio, por el que han sido condenados 25 políticos y empresarios.La primera pista sobre la fuga de Pizzolato se obtuvo en el aeropuerto de Buenos Aires, donde se tomaron las huellas digitales del banquero, que no coincidían con las de Celso Pizzolato.El ministro brasileño de Justicia, José Eduardo Cardozo, afirmó hoy que el Gobierno solicitará a Italia la extradición del banquero.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios