Partidarios y detractores de la despenalización del aborto chocan en Buenos Aires

Partidarios y detractores de la despenalización del aborto chocaron hoy en la céntrica Plaza de Mayo de la capital argentina, cuando se cumplía un año desde que el Congreso debatió por primera vez una ley nacional sobre la interrupción del embarazo.

Partidarios y detractores de la despenalización del aborto chocaron hoy en la céntrica Plaza de Mayo de la capital argentina, cuando se cumplía un año desde que el Congreso debatió por primera vez una ley nacional sobre la interrupción del embarazo.Agrupaciones políticas y sociales y colectivos feministas habían convocado esta tarde una marcha para reivindicar una "ley de aborto seguro, legal y gratuito".Sin embargo, al llegar a la plaza frente a la Casa Rosada, los manifestantes fueron increpados por miembros de colectivos provida, según imágenes difundidas por televisiones locales.Manifestantes de ambos bandos intercambiaron insultos y empujones y se enfrentaron también a los agentes de policía que intervinieron para separar las dos marchas en medio de una fuerte tensión.Los manifestantes a favor de la despenalización del aborto criticaron la "política oscurantista, hipócrita y criminal del Gobierno nacional" y señalaron a través de un comunicado que hay más de 80.000 hospitalizaciones al año derivadas de complicaciones tras interrupciones del embarazo "inseguras"."Primero nos niegan la educación sexual, después nos niegan anticoncepción y después, el derecho al aborto; así nos mandan a morir al aborto clandestino: es un tema de salud pública, de derechos humanos y de justicia social, porque se mueren mujeres pobres y jóvenes", denunció la dirigente de MST-Proyecto Sur, Vilma Ripoll.Amnistía Internacional (AI) se sumó a las peticiones de organizaciones sociales argentinas y solicitó hoy a los legisladores argentinos que retomen el debate sobre la despenalización en el Congreso, informó a Efe Mariela Belski, directora ejecutiva de la ONG en Argentina.Belski subrayó que "Argentina tiene un Gobierno muy comprometido con los derechos humanos y relanzar el debate tendría una repercusión importante para los países vecinos".Para la directora ejecutiva de AI en Argentina, el país suramericano tiene leyes avanzadas en temas como educación sexual, "pero falla su implementación".Entre los obstáculos con los que se encuentra la aprobación de una ley que despenalice el aborto, Belski destacó "la resistencia de grupos conservadores y de la Iglesia, que es muy fuerte" en Argentina y el miedo que tienen los partidos a una decisión que "puede tener un coste político".Aunque el aborto está prohibido por ley en el país suramericano, salvo en los casos no punibles establecidos en el Código Penal, según cifras oficiales se registran alrededor de 500.000 interrupciones voluntarias del embarazo cada año.El Código Penal argentino habilita los abortos en casos de peligro para la vida o la salud de la madre, violación o abuso a una mujer discapacitada.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios