Noruega deja libre al mulá Krekar al retirar Italia la demanda de extradición

El mulá Krekar, antiguo líder del grupo integrista Ansar al-Islam, será puesto en libertad en Noruega tras retirar Italia la solicitud de extradición por dirigir supuestamente una red terrorista que planeaba atentados en Europa y Oriente Medio, anunciaron hoy las autoridades de Oslo.

Noruega deja libre al mulá Krekar al retirar Italia la demanda de extradición Noruega deja libre al mulá Krekar al retirar Italia la demanda de extradición

Noruega deja libre al mulá Krekar al retirar Italia la demanda de extradición

El mulá Krekar, antiguo líder del grupo integrista Ansar al-Islam, será puesto en libertad en Noruega tras retirar Italia la solicitud de extradición por dirigir supuestamente una red terrorista que planeaba atentados en Europa y Oriente Medio, anunciaron hoy las autoridades de Oslo.

Según explicó la Fiscalía general del Estado de Noruega, el Ministerio de Justicia italiano envió hace cinco días una carta al departamento homónimo de este país nórdico en la que comunicaba que la retirada de la petición sería formalizada en unos días,

"La causa (...) es que la orden de detención que servía de base para la solicitud fue revocada por un fallo en Italia del 3 de marzo. No se ha informado por qué fue revocada ni por qué la petición no ha sido retirada antes", indicó en un comunicado.

El fiscal general aseguró que no ha recibido "en ningún momento" señales de las autoridades italianas respecto a una medida de ese tipo, que en la práctica supone el cierre en Noruega de un caso que ha dado un vuelco en una semana.

El Tribunal Supremo noruego había rechazado el pasado día 23 el recurso de Krekar contra el fallo de dos instancias de rango inferior, lo que dejaba en manos del Gobierno el envío del mulá a Italia.

La Justicia italiana acusaba al kurdoiraquí Krekar, de 60 años, de liderar Rawti Shax, una red extendida por Europa y a la que se vincula con el yihadista Estado Islámico (EI).

Quince personas fueron arrestadas en noviembre de 2015 en varios países por participar en esa red, en una operación coordinada por la Unidad de Cooperación Judicial de la Unión Europea (Eurojust) tras una investigación de cinco años de los carabineros italianos.

Mientras que los tribunales noruegos consideraron que el material recopilado era suficiente para autorizar la extradición de Krekar y de otro iraquí, la defensa del mulá denunció que éste era víctima de maniobras políticas de las autoridades de Oslo.

Najmudd'in Ahmad Faraj, como se llama el mulá, llegó a Noruega como refugiado en 1991 y tiene una orden de expulsión en firme desde 2007 por representar una amenaza para la seguridad nacional, aunque no se puede aplicar por el riesgo de ser torturado o ejecutado en Irak.

El mulá ha cumplido varias penas de prisión en Noruega en la última década, entre ellas una condena de dos años y diez meses por amenazas graves contra ciudadanos kurdos y contra la líder conservadora Erna Solberg, actual jefa de Gobierno e impulsora en su época como ministra de la orden de expulsión.

Más noticias

0 Comentarios