Monseñor Romero, un "mártir latinoamericano", ya tiene un monumento en Panamá

El asesinado arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero (1917-1980) fue considerado hoy un "mártir latinoamericano", durante la inauguración de un monumento en su honor en una de las principales avenidas de la capital de Panamá.

El asesinado arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero (1917-1980) fue considerado hoy un "mártir latinoamericano", durante la inauguración de un monumento en su honor en una de las principales avenidas de la capital de Panamá.Al acto oficial en el que se desveló un busto del monseñor Romero confeccionado en bronce asistió como invitado el ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, quien este jueves culmina una visita de trabajo de dos días a Panamá.Monseñor Romero es "un mártir latinoamericano", afirmó el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa durante su discurso, en el que resaltó que sus victimarios no pudieron "matar su espíritu, empeñar su amor o callar su mensaje".Ulloa expresó que Romero se convirtió en un "hecho cultura y político", y que su figura forman parte no solo de la historia de América Latina sino del "futuro" de la región.El catedrático Miguel Ángel Candanedo, secretario general de la Universidad de Panamá, encargada de elaborar el monumento, precisó que él mismo es un homenaje a "los anhelos e ideales de libertad y de justicia social" de los pueblos campesinos latinoamericanos.Candanedo destacó el papel que jugó en vida el arzobispo salvadoreño, quien luchó por la equidad e igualdad para las poblaciones más necesitadas de El Salvador.El canciller Martínez añadió que la figura de monseñor Romero trascendió fronteras para convertirse en "un referente universal de fe y de humanismo".En ese sentido, hizo mención de los reconocimientos que se le han hecho a nivel mundial, como el de las Naciones Unidas, que en 2010 declaró el 24 de marzo, día de su asesinato, como el "Día Internacional por el Derecho a la Verdad".En El Salvador hace poco se inauguró la "Ruta Monseñor Romero", que plantea un recorrido por los lugares más simbólicos por donde el arzobispo asesinado practicó su fe, añadió el ministro salvadoreño de Exteriores.También recordó el homenaje póstumo que se le hizo en Panamá en la década de 1980 cuando decenas de familias salvadoreñas llegaron a este país y fueron ubicadas por el Gobierno de la época en un sector de las montañas de Coclesito, en la norteña provincia de Colón, donde se fundó la comunidad "Monseñor Romero".El busto en honor del asesinado arzobispo fue colocado en un sector del paseo marítimo de la capital panameña, llamado Cinta Costera.Fue diseñado por la arquitecta Keyla Cedeño, del departamento de Construcción de la Universidad de Panamá, que la elaboró.Monseñor Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un francotirador en el Hospital Divina Providencia, mientras oficiaba una misa.Romero, que está en proceso de beatificación en el Vaticano desde 1994, es recordado por denunciar las injusticias cometidas en los años previos a la guerra civil que sufrió El Salvador (1980-1992).

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios