Miles de motociclistas guatemaltecos participan en tradicional peregrinación

Miles de motociclistas guatemaltecos participan hoy en una tradicional peregrinación denominada "Caravana del Zorro", en la que recorren 222 kilómetros de la capital guatemalteca hacia la ciudad de Esquipulas, en el sureste del país.

Imagen de archivo de miles de motociclistas participan en la Caravana del Zorro, en Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE/Archivo Galería
Fotografía cedida por la Presidencia que muestra al presidente de Guatemala, Otto Perez Molina (c), quien encabeza una caravana de motociclistas este 1 de febrero, durante la tradicional peregrinación denominada "Caravana del Zorro", en Ciudad de Guatemal Galería

Imagen de archivo de miles de motociclistas participan en la Caravana del Zorro, en Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE/Archivo

Miles de motociclistas guatemaltecos participan hoy en una tradicional peregrinación denominada "Caravana del Zorro", en la que recorren 222 kilómetros de la capital guatemalteca hacia la ciudad de Esquipulas, en el sureste del país.Los organizadores de la actividad, que este año cumple su 53 edición, aseguraron que más de 30.000 peregrinos, cientos de ellos venidos de los países de Centroamérica y México, se unieron este año a la caravana.El presidente Otto Pérez Molina, y sus ministros del Interior, Mauricio López Bonilla, y de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, se unieron a los motociclistas y recorrieron junto a ellos los primeros kilómetros de la peregrinación conduciendo sus propias motocicletas.Luciendo vistosos disfraces, los motociclistas viajan desde la Catedral Metropolitana, en el centro histórico de la capital, hacia la Basílica del Cristo Negro de Esquipulas, en una original romería en motocicleta que es considerada la más larga del mundo.La "Caravana del Zorro" fue declarada como Patrimonio Cultural Intangible de la Nación, por el Gobierno guatemalteco en febrero de 2011.La caravana debe su nombre al apodo de Rubén Villadeleón "El Zorro", que fue su creador en 1962 y falleció en 1987, pero su hijo Eddy, de 63 años, mantiene viva la tradición.

Más noticias

0 Comentarios