Laerte, la viñetista "inadecuada" que llevó su transexualidad hasta Netflix

Después de una vida entera entre pinceles, el dibujante brasileño Laerte decidió convertirse en mujer, un proceso repleto de preguntas que plasmó en sus viñetas y que ahora narra en un documental lanzado esta semana en Netflix.

Laerte, la viñetista "inadecuada" que llevó su transexualidad hasta Netflix Laerte, la viñetista "inadecuada" que llevó su transexualidad hasta Netflix

Laerte, la viñetista "inadecuada" que llevó su transexualidad hasta Netflix

Después de una vida entera entre pinceles, el dibujante brasileño Laerte decidió convertirse en mujer, un proceso repleto de preguntas que plasmó en sus viñetas y que ahora narra en un documental lanzado esta semana en Netflix.

Pasados los 50, Laerte, uno de los viñetistas más reconocidos de Brasil, resolvió cambiar de género -pero no de nombre- y algunos años después abrió la puerta de su casa para registrar su vida, un proceso mucho más complicado que la propia decisión de convertirse en mujer.

"La intimidad de mi casa es un problema para mí. Allí tenemos unas zonas de sombra personales y son tan difíciles como incomprensibles", aseguró en Sao Paulo durante la presentación del documental "Laerte-se", una producción de Tru3Lab para Netflix.

"Mi casa es inadecuada, yo soy inadecuada", resume en un momento del documental.

Durante los cerca de 90 minutos que dura el reportaje, Laerte rebusca en su feminidad y aborda los dilemas que enfrenta como mujer, entre ellos el de si debería o no operar sus pechos, una duda que todavía no ha conseguido resolver.

Laerte ya se había quedado sin ropa delante de una cámara, pero nunca había desnudado su alma en público, un proceso de "desmitificación" que espera que pueda ayudar a "millones de personas transgénero, homosexuales o lesbianas escondidas" que mantienen "su vida cerrada".

"Estoy en un punto que todo eso dejó de ser un tabú para mí, dejó de ser un problema, y que eso se convierta en una experiencia positiva para otras personas creo que es genial", afirmó.

La decisión de convertirse en mujer, cuenta, no necesitó de "coraje", porque, a diferencia de muchísimas otras personas, tenía sobre sus espaldas una sólida carrera profesional y una familia "abierta y civilizada".

"A las personas les atemoriza el riesgo. Yo corrí poco riesgo, mi riesgo era calculado", precisó.

En un formato leve, con pinceladas de humor y algunas escenas ensayadas, el documental formuló preguntas que el propio Laerte incorporó en su vida y que sirvieron de "terapia" para el viñetista, que publica sus tiras en el diario brasileño Folha de Sao Paulo.

Fue a través de las viñetas que Laerte comenzó a investigar la mujer que había dentro de su cuerpo, especialmente con el personaje de Hugo, un hombre en constante transición que conversa con su alter-ego femenino, Muriel.

Sus ilustraciones acompañan el diálogo a lo largo del documental, el cual está dirigido por la periodista Eliane Brum y la cineasta Lygia Barbosa da Silva.

Durante meses Laerte estuvo acompañado de cerca por una cámara que registró su vida cotidiana, como la reforma de su casa; la relación con sus seres queridos, especialmente con su nieto, quien le llama "vovô" (abuelo), en masculino, y la pérdida de uno de sus hijos en un accidente.

Más allá del relato de su vida, para Laerte el trabajo coloca sobre la mesa un asunto que debe ser investigado a fondo: la cuestión de género.

"Cuando hablamos de cuestión de género, no hablamos solo del problema de las travestis, las transexuales y las drag queens, hablamos también de la relación entre hombres y mujeres, de la violencia de género que envuelve violaciones cada 20 minutos, que envuelve asesinatos de travestis...", subrayó.

Más noticias

0 Comentarios