Investigan un conflicto por tierras que habría dejado diez muertos en Brasil

Las autoridades del estado brasileño de Mato Grosso informaron hoy de que investigan las denuncias que recibieron sobre una posible matanza motivada por disputas por tierras en esa región amazónica del oeste de Brasil que habría dejado diez muertos.

Investigan un conflicto por tierras que habría dejado diez muertos en Brasil Investigan un conflicto por tierras que habría dejado diez muertos en Brasil

Investigan un conflicto por tierras que habría dejado diez muertos en Brasil

Las autoridades del estado brasileño de Mato Grosso informaron hoy de que investigan las denuncias que recibieron sobre una posible matanza motivada por disputas por tierras en esa región amazónica del oeste de Brasil que habría dejado diez muertos.

La secretaría de Seguridad Pública de Mato Grosso dijo en un comunicado de que recibió informaciones sobre la matanza promovida en la tarde de este jueves por un grupo de encapuchados armados en un terreno de cultivo y en la que habrían muerto "adultos, ancianos y niños".

"Se calcula que fueron cerca de diez víctimas, pero el número no puede ser confirmado debido a la dificultad de acceso al lugar", informó la secretaría, que envió un equipo de policías y de investigadores a la región.

De acuerdo con el organismo, el incidente ocurrió en un distrito en jurisdicción de Colniza, ciudad a 1.065 kilómetros de Cuiabá, la capital de este estado amazónico de Brasil ubicado en la frontera con Bolivia.

"Equipos especializados de la Policía Militarizada y de la Policía Civil ya fueron movilizados y colocados a disposición para ir hasta Colniza. Aeronaves están preparadas para despegar, pero el mal tiempo impide los vuelos. Así que tengamos posibilidad, los policías embarcarán", afirmó el secretario de Seguridad Pública de Mato Grosso, Rogers Jarbas, citado en el comunicado.

La secretaría agregó que la posible matanza se registró en un área de conflictos por la tierra que es ocupada actualmente por varias familias de campesinos.

Dijo igualmente que informaciones no confirmadas indican que los autores del múltiple homicidio serían miembros de un grupo paramilitar que se hace llamar los "Encapuchados" y que ofrecería servicios de seguridad a los hacendados de la región.

La Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), un organismo vinculado al Episcopado de la iglesia católica en Brasil, dijo que testigos relataron que, además de los diez muertos, el ataque armado dejó varios heridos y desaparecidos.

La comisión dijo que la región registra conflictos por la tierra hace al menos diez años y que ya fue escenario de otros asesinatos y ataques armados.

"Investigaciones de la Policía Civil hechas hace dos años indican que los gerentes de las haciendas de la región comandan un grupo de pistoleros, muy bien armado, que usa el terror como forma de presionar para que los pequeños productores desocupen el área", según un comunicado de la pastoral.

El comunicado agrega que el incidente ocurrió tan sólo tres días después de los actos para recordar la matanza de 19 integrantes del Movimiento de los Sin Tierra ocurrida hace 21 años en Eldorado dos Carajás, localidad en el también amazónico estado de Pará.

La Comisión divulgó esta semana un informe según el cual la violencia en el campo en Brasil alcanzó en 2016 su peor nivel en los últimos 13 años, con 61 muertes en 1.536 conflictos por la tierra.

De acuerdo con la Comisión, que recopila las estadísticas sobre violencia en el campo desde hace 32 años, los números no eran tan elevados desde 2003, cuando fueron contabilizadas 72 muertes en 1.690 conflictos.

El informe "Conflictos en el campo en Brasil en 2016" indica que el número de asesinatos, que había caído a 26 en 2009, fue creciendo gradualmente hasta 36 en 2014, 50 en 2015 y 61 en 2016. Y el número de conflictos por la tierra subió desde 1.217 en 2015 hasta 1.536 el año pasado.

De las 61 víctimas el año pasado, 13 eran indios, 4 descendientes de esclavos prófugos, 6 mujeres y 16 jóvenes de menos de 29 años.

La Pastoral considera que el aumento de la violencia obedece entre otras razones a la impunidad en que permanece la mayoría de los crímenes por disputas por tierra en Brasil, ya que la justicia tan sólo ha condenado a 31 autores de homicidios en únicamente 112 procesos por las 1.834 personas que fueron asesinadas en este tipo de conflictos en el país entre 1985 y 2016.

Más noticias

0 Comentarios