Ingresos por venta de automóviles en P.Rico cayeron un 51 % en pasada década

San Juan, 19 oct (EFEUSA).- Los impuestos recaudados por el Gobierno de Puerto Rico por la venta de automóviles en concesionarios durante los pasados 10 años cayeron un 51 %, según revelaron hoy representantes de la industria automotriz de la isla caribeña.

Ingresos por venta de automóviles en P.Rico cayeron un 51 % en pasada década Ingresos por venta de automóviles en P.Rico cayeron un 51 % en pasada década

Ingresos por venta de automóviles en P.Rico cayeron un 51 % en pasada década

San Juan, 19 oct (EFEUSA).- Los impuestos recaudados por el Gobierno de Puerto Rico por la venta de automóviles en concesionarios durante los pasados 10 años cayeron un 51 %, según revelaron hoy representantes de la industria automotriz de la isla caribeña.

La Asociación de Distribuidores y Concesionarios de Automóviles de Puerto Rico (PRADA) dio a conocer ese dato como parte de la presentación de la primera radiografía económica de ese sector.

De acuerdo con la información ofrecida por PRADA y recogida en el informe "Ingresos Netos al Fondo General" del Departamento de Hacienda local, en 2005 el Gobierno puertorriqueño recaudó 606 millones de dólares en impuestos por la venta de 140.400 vehículos nuevos.

Diez años más tarde, las ganancias para las arcas de la isla se redujeron a 298 millones de dólares por la venta de 81.357 vehículos.

Según destacó el presidente de PRADA, Pedro Luis Benítez, de acuerdo a la información prevista por el Grupo Unido de Importadores de Automóviles (GUIA) las ventas de esos 81.357 vehículos alcanzaron los 3.400 millones de dólares, las mismas ganancias aproximadamente que en 2005.

"Estamos vendiendo un auto nuevo y uno usado a la vez. En 2005 eran de tres a uno", sostuvo Benítez, tras señalar que de acuerdo a la Asociación de Seguro Compulsorio para el 30 de junio de 2016 habían 2,1 millones de automóviles, camiones y otros vehículos registrados en circulación con matrícula de identificación.

Benítez explicó que el propósito del estudio fue recopilar la información financiera más relevante sobre la industria, además de otros factores de interés que pudieran ayudar a medir los negocios y atender las necesidades de este sector.

El estudio ayudó a evaluar los empleos directos que genera la industria de los concesionarios de automóviles, el nivel de salario que provee la industria, las aportaciones que le hacen al Estado, tanto en el área contributiva, como patente y permisos.

Para llevar a cabo el estudio, PRADA envió 122 encuestas a todos sus integrantes, o sea, a 17 grupos de concesionarios, de los cuales solo 36 respondieron, o sea, un 30 % de participación.

De estos 122 concesionarios, 87 son de compañías de ventas de automóviles nuevos y usados, y el resto de las 35 son solamente de vehículos usados.

El análisis reveló además que en los pasados quince años, el año que más autos nuevos vendió fue en 2005 con 140.000 vehículos, mientras que, hasta el momento, el 2016 se prevé como el de menor ventas.

"Si el Gobierno incentivara la industria se traduciría en que Hacienda ganaría más dinero cobrando más impuestos, por lo que reclamamos que el Gobierno se convierta en nuestro aliado y no lo contrario", agregó el Eduardo González Green, quien preside el Comité Retrato de la Industria de Concesionarios de Automóviles.

La investigación reveló además que el precio de venta promedio aproximado de autos nuevos, según los encuestados, es de 28.915 dólares y usados 18.271, pero sin contar los impuestos, lo que elevarían a más de 7.000 dólares en comparación con los que se venden en Estados Unidos.

Igualmente, el estudio destacó que el 61 % de ventas de autos son nuevos y el resto usados, mientras que tres concesionarios de autos nuevos informaron que venden más autos usados que nuevos.

Más noticias

0 Comentarios