La Iglesia católica australiana pagó 213 millones dólares a víctimas de pederastia

La iglesia católica australiana pagó más de 276 millones de dólares locales (213 millones de dólares estadounidenses o 200 millones de euros) a las víctimas de pederastia en respuesta a las denuncias interpuestas entre 1980 y 2015, informan hoy fuentes judiciales.

La Iglesia católica australiana pagó 213 millones dólares a víctimas de pederastia La Iglesia católica australiana pagó 213 millones dólares a víctimas de pederastia

La Iglesia católica australiana pagó 213 millones dólares a víctimas de pederastia

La iglesia católica australiana pagó más de 276 millones de dólares locales (213 millones de dólares estadounidenses o 200 millones de euros) a las víctimas de pederastia en respuesta a las denuncias interpuestas entre 1980 y 2015, informan hoy fuentes judiciales.

Estos detalles fueron revelados por Gail Furness, la abogada consejera de la Comisión gubernamental que estudia la respuesta institucional a los abusos sexuales a menores en el seno de las organizaciones públicas, sociales y religiosas, en una audiencia en Sídney que este mes se centra en los casos de la iglesia católica.

Alrededor de 4.500 personas han presentado quejas por presuntos incidentes de abusos sexuales a menores entre los años de 1980 y 2015, aunque algunos de los crímenes se remontan hasta principios de la década de 1920, según la cadena local ABC.

Furness explicó que los pagos abarcan indemnizaciones, tratamientos y costes legales, entre otros.

La media de los pagos fue de unos 91.000 dólares locales (70.162 dólares estadounidenses o 66.110 euros) por caso y la mayor cantidad de desembolsos fueron por parte de los Hermanos Cristianos.

"Esta orden hizo 763 pagos, que suman unos 48,5 millones de dólares (37,4 millones de dólares estadounidenses o 35,2 millones de euros)", precisó Furness.

Los Hermanos de La Salle realizaron 227 pagos, por un valor de 34,8 millones de dólares (26,8 millones de dólares estadounidenses o 25,2 millones de euros), según los datos presentados ante la Comisión.

La comisión se estableció en 2012 para investigar la respuesta de las autoridades a los casos de abusos sexuales a menores cometidos en instituciones públicas, sociales, deportivas y religiosas.

El año pasado el comité presentó 99 recomendaciones a las autoridades sobre cómo atender a las víctimas, además de un plan de compensaciones de 4.000 millones de dólares australianos (3.061 millones de dólares estadounidenses o 2.845 millones de euros) financiado por los centros donde se cometieron los abusos.

El 4 de noviembre pasado, el Gobierno de Australia anunció que indemnizará a cada víctima de abusos sexuales cometidos en el seno de instituciones públicas y religiosas del país con hasta 150.000 dólares locales (114.850 dólares de EEUU o 107.000 euros).

Más noticias

0 Comentarios