El Gobierno venezolano venderá el 82 por ciento de las divisas a precio subvencionado

El vicepresidente económico de Venezuela y ministro de Energía, Rafael Ramírez, confirmó hoy que el 82 % de las divisas captadas por el Estado serán vendidas a la tasa oficial subvencionada de 6,3 bolívares por dólar y solo el 18 % restante al doble de ese tipo de cambio fijo.

En la imagen, el mandatario venezolano, Nicolás Maduro (i), conversa con vicepresidente económico de Venezuela y ministro de Energía, Rafael Ramírez(d). EFE/Archivo En la imagen, el mandatario venezolano, Nicolás Maduro (i), conversa con vicepresidente económico de Venezuela y ministro de Energía, Rafael Ramírez(d). EFE/Archivo

En la imagen, el mandatario venezolano, Nicolás Maduro (i), conversa con vicepresidente económico de Venezuela y ministro de Energía, Rafael Ramírez(d). EFE/Archivo

El vicepresidente económico de Venezuela y ministro de Energía, Rafael Ramírez, confirmó hoy que el 82 % de las divisas captadas por el Estado serán vendidas a la tasa oficial subvencionada de 6,3 bolívares por dólar y solo el 18 % restante al doble de ese tipo de cambio fijo.Se trata de 42.960 millones de dólares, "un número muy grande, extraordinario" que se ofertará a 6,30 bolívares para invertir "en lo prioritario": bienes de capital para aumentar la producción nacional, alimentos y productos y servicios para la salud y la educación, dijo en una entrevista con el canal privado Venevisión.Tras recordar que el 96 % de las divisas es "del pueblo" porque provienen de la venta estatal de petróleo, Ramírez detalló que otros 11.800 millones de dólares serán ofertados en subastas a cargo del gubernamental Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad), que registra una tasa no fija de 11,30 bolívares por dólar.Esta tasa rige "para cosas no esenciales" y, adicionalmente, añadió, "vamos a abrir espacios para que otros traigan sus divisas también y para eso vamos a modificar la Ley de Ilícitos Cambiarios" que en la actualidad penaliza cualquier transacción no estatal.Al reformar el sistema de control estatal de divisas que rige desde hace once años, el Gobierno del presidente Nicolás Maduro sacó el mes pasado las remesas familiares, los viajes al exterior y las importaciones no esenciales del esquema regido por la divisa a 6,30 bolívares y las pasó al Sicad.Ello, en su empeño por corregir los delitos que según sus denuncias cometen empresas "fantasmas o de maletín" que sacaron provecho del sistema estatal en vigor desde febrero de 2003."Al menos un 30 % de divisas que se otorgaron por CADIVI (la oficina encargada de la administración de divisas que fue desmantelada el pasado enero) fueron desviadas de su objetivo original", admitió Ramírez.Funcionarios del Gobierno del presidente Hugo Chávez, antecesor y mentor de Maduro, fallecido en marzo de 2013 tras 14 años de gestión, han calculado entre 20.000 y 60.000 millones de dólares el monto del desvío de divisas a través de CADIVI.Ramírez recordó hoy que existe una Comisión Presidencial que investiga esos delitos y que ya ha elaborado una lista con las empresas y los montos recibidos o administrados de manera fraudulenta, y no puso reparos en que Maduro la difunda."Nuestro mecanismo fue perforado" y los culpables deben ser sancionados, agregó tras admitir que hasta ahora no existió en el Gobierno una planificación en la entrega de las divisas."Nosotros tenemos que ver cuántas divisas tenemos y cómo las vamos a utilizar. Lo que estaba sucediendo antes es que veíamos cuántas divisas teníamos, pero su utilización estaba sin una planificación; no quiero decir ni siquiera inadecuada, sino que no existía planificación", sostuvo.

Más noticias

0 Comentarios