El Gobierno venezolano recuerda el intento golpista de Chávez con un llamado a la lealtad

El intento de golpe de Estado que encabezó Hugo Chávez hace 22 años en Venezuela fue conmemorado hoy por el Gobierno de Nicolás Maduro con llamados a la lealtad a la revolución que propugnó el fallecido líder bolivariano y a la unidad del chavismo.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro (c), asiste en compañía del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello (i), y el vicepresidente Jorge Arreza (d), durante un homenaje al fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), en el Cuartel de la M El presidente venezolano, Nicolás Maduro (c), asiste en compañía del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello (i), y el vicepresidente Jorge Arreza (d), durante un homenaje al fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), en el Cuartel de la M

El presidente venezolano, Nicolás Maduro (c), asiste en compañía del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello (i), y el vicepresidente Jorge Arreza (d), durante un homenaje al fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), en el Cuartel de la M

El intento de golpe de Estado que encabezó Hugo Chávez hace 22 años en Venezuela fue conmemorado hoy por el Gobierno de Nicolás Maduro con llamados a la lealtad a la revolución que propugnó el fallecido líder bolivariano y a la unidad del chavismo.En el primer aniversario de esa fecha tras la muerte de Chávez, quien falleció el pasado 5 de marzo (1999-2013) de un cáncer, Maduro aprovechó no solo para recordar al gobernante sino también para reiterar que con la "revolución" se han alcanzado grandes avances que se deben defender."Rebelémonos todos los días con el mismo espíritu de la madrugada del 4 de febrero, contra el burocratismo, rebelémonos contra el espíritu individualista, grupalista, divisionista que a veces son una amenaza, tal vez la más grande (...) contra la revolución", dijo Maduro en un acto transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión.En un acto que en el que estuvo presente el alto mando militar, así como sus ministros, el mandatario venezolano ofreció un discurso en el Cuartel de la Montaña, donde reposan los restos de Chávez y donde el fallecido gobernante se resguardó tras la intentona.También estuvieron presentes las presidentas del Tribunal Supremo de Justicia, Gladys Gutiérrez, la del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, y la fiscal general, Luisa Ortega.En el mismo acto, el mandatario arremetió contra aquellos "ególatras" que se dicen revolucionarios pero que con sus críticas se convierten en un "contrarrevolucionario en potencia", que termina sirviendo a los enemigos, y señaló que hay quienes sueñan con "dividir las fuerzas revolucionarias" y "crear cizaña" para separarlos.Además, advirtió que "los enemigos de la patria sueñan con dividir la fuerza armada" por lo que pidió "máxima vigilancia" para preservar, como si fuera la vida de un hijo, "la unión de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, su disciplina, su subordinación total al comandante en jefe y al legado del comandante Hugo Chávez".Sin embargo, Maduro aseguró que en los once meses que han pasado tras la muerte de Chávez y las amenazas que en ese tiempo ha recibido su Gobierno, los revolucionarios están "más unidos que nunca"."Consolidemos el 4 de febrero, consolidemos la unión, que no haya ni una fisura en la unión militar en Venezuela, ni una fisura, pero tampoco que haya ni una fisura en las fuerzas políticas y sociales de la revolución", pidió.También tuvo palabras para los corruptos y pidió una "revolución moral contra la corrupción", contra el enriquecimiento ilegal y fácil."La corrupción es contrarrevolucionaria. Un corrupto es un enemigo de la patria, un corrupto traiciona en primer lugar su compromiso con este país y si viene de filas revolucionarias es una traición a quien lo dio todo", sostuvo al referirse a Chávez, de quien dijo, "se fue sin nada material".Más temprano, el orador de orden de la jornada, el gobernador del estado de Táchira, José Vielma Mora, que también participó en la intentona de 1992, pidió al chavismo "no rendirse"."Rendirse hoy sería la mayor traición a usted que entregó hasta el último suspiro por buscar la igualdad, la inclusión, el bienestar colectivo, la felicidad plena del nuevo hombre en pro de las garantías sociales", dijo Vielma Mora."Hoy más que nunca la patria sigue", exclamó.La intentona del 4 de febrero de 1992 encabezada por Chávez contra el Gobierno de Carlos Andrés Pérez fracasó al anochecer de ese día y tras su derrota, el líder de la asonada se rindió tras pronunciar el "por ahora" que lo dio a conocer al país y que le allanó el camino a la Presidencia en diciembre de 1998.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios