Gobierno boliviano deplora amenazas de protestas durante la visita del papa

El Gobierno de Bolivia deploró hoy las amenazas de protestas durante la visita del papa Francisco al país la próxima semana, realizadas por mineros de cooperativas que exigen a las autoridades atención a sus demandas.

Imagen del papa Francisco. EFE/Archivo Imagen del papa Francisco. EFE/Archivo

Imagen del papa Francisco. EFE/Archivo

El Gobierno de Bolivia deploró hoy las amenazas de protestas durante la visita del papa Francisco al país la próxima semana, realizadas por mineros de cooperativas que exigen a las autoridades atención a sus demandas.En una rueda de prensa en La Paz, el ministro de Minería, César Navarro, criticó que los mineros hayan amenazado con movilizarse a partir del próximo martes 7, un día antes de la llegada de Francisco a Bolivia, si el Ejecutivo no atiende sus reclamos."El hecho de dar un ultimátum hasta el 7 de julio para que demos respuestas a las cooperativas mineras (...) es un chantaje que refleja el comportamiento inmaduro e irresponsable de algunos dirigentes", señaló Navarro.Agregó que las advertencias son injustificadas porque las autoridades y los dirigentes del sector vienen dialogando en las últimas semanas y ya se ha atendido algunas de sus demandas.En una reunión celebrada el martes en la ciudad andina de Oruro (oeste), los mineros cooperativistas resolvieron dar ese plazo al Gobierno para que responda a sus reclamos, que incluyen la disminución de precios del material explosivo que usan en sus operaciones y ventajas para pagar sus deudas con el Estado.Navarro resaltó que el Ejecutivo "está respondiendo de manera gradual, responsable y positiva a las demandas" de este sector, e insistió en que sus amenazas parecen un "chantaje al Gobierno por la llegada del papa la próxima semana a Bolivia".Francisco visitará Bolivia del 8 al 10 de julio, dentro de una gira suramericana que también incluye a Ecuador y Paraguay.El pontífice llegará procedente de Ecuador a la ciudad de El Alto y permanecerá algunas horas en la vecina La Paz, antes de desplazarse a Santa Cruz (este), la urbe más poblada de Bolivia.En esa ciudad oriental, el papa permanecerá dos días en los que, entre otras actividades, celebrará una misa multitudinaria y visitará la prisión de Palmasola, la más conflictiva del país.El presidente Evo Morales y sus ministros aprobaron hoy un decreto que declara festivos el 8 de julio en La Paz y el 9 en Santa Cruz, para facilitar la asistencia de la gente a los actos previstos en ambas regiones con motivo de la llegada de Francisco.Para las otras siete regiones bolivianas, la norma establece que los empleados tengan la posibilidad de negociar con sus empleadores algún tipo de licencia para asistir a estos eventos, indicó a los medios el ministro de Trabajo, Gonzalo Trigoso.La gobernación de La Paz dispuso hoy que en este departamento regirá el "auto de buen gobierno", que incluye la prohibición de vender y consumir bebidas alcohólicas, del 7 al 9 de julio.La "ley seca" también estará vigente en Santa Cruz entre el 8 y 10 de julio, por iniciativa de la alcaldía de esa ciudad.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios