El Gobierno argentino asegura estar "muy consolidado" para enfrentar los "ataques"

El Gobierno argentino reiteró hoy que es blanco de "ataques" especulativos, pero aseguró que su poder está "muy consolidado" y que el Banco Central tiene suficientes reservas para hacer frente a los sobresaltos cambiarios.

El Jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, habla durante una rueda de prensa en el Ministerio de Economía en Buenos Aires (Argentina). EFE/Archivo El Jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, habla durante una rueda de prensa en el Ministerio de Economía en Buenos Aires (Argentina). EFE/Archivo

El Jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, habla durante una rueda de prensa en el Ministerio de Economía en Buenos Aires (Argentina). EFE/Archivo

El Gobierno argentino reiteró hoy que es blanco de "ataques" especulativos, pero aseguró que su poder está "muy consolidado" y que el Banco Central tiene suficientes reservas para hacer frente a los sobresaltos cambiarios."La presidenta (Cristina Fernández) ejerce el liderazgo de un poder institucional muy consolidado", afirmó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en una entrevista publicada hoy por el diario Tiempo Argentino.Tras la fuerte devaluación del peso argentino registrada en enero y los aumentos de precios que el Gobierno busca frenar, Capitanich dijo que el Gobierno "está solo en esta pelea"."No observo ningún actor político de la oposición que defienda nuestra posición con respecto a la defensa del bolsillo de los consumidores. Tampoco observo de parte de los trabajadores organizados apoyo hacia el gobierno para cuidar los precios", sostuvo.Capitanich afirmó que el "arco opositor" está integrado por grupos mediáticos y económicos concentrados que "promueven procesos sistemáticos de agresión"."La perspectiva de debilitamiento implica la posibilidad de influir en las decisiones. Por eso se producen los golpes de mercado, los ataques especulativos, con el objeto de establecer procesos de depreciación de activos financieros y reales", dijo.Ante ello, aseguró, el Gobierno "tiene la fortaleza de la legitimidad en el origen de sus votos, la legalidad en la construcción del poder institucional y a su vez la capacidad de decisión y de liderazgo político"."Tomamos la decisión de implementar una política (cambiaria) de flotación administrada para establecer una prevención sistémica frente a ataques especulativos, con el objeto de que el esquema siguiente sea lograr competitividad de las economías regionales, aumentar el volumen de exportaciones", sostuvo."La otra prioridad es que la variación de la política cambiaria no afecte a los trabajadores y a los consumidores, y que todo funcione con sustentabilidad monetaria, fiscal y cambiaria", añadió.Para sostener el tipo de cambio estable, en torno a 8 pesos por unidad, el Banco Central continúa aplicando reservas al mercado de divisas.Solo en enero, la sangría de reservas rondó los 2.500 millones de dólares, hasta tocar los 28.000 millones, nivel que no registraban desde octubre de 2006, y los economistas advierten sobre la peligrosidad de esta tendencia acelerada.Sin embargo, para Capitanich el "nivel de reservas en la Argentina hoy es más que suficiente"."Argentina tiene 6,6 % de desempleo, 6 millones de nuevos puestos de trabajo. En definitiva, el crecimiento del PBI, de la producción, del empleo, es lo que efectivamente hay que sostener a través del tiempo", señaló.A juicio del jefe de Gabinete, en los próximos tres años Argentina debe recuperar "el autoabastecimiento energético", "promover una industrialización acelerada sobre la base de la sustitución de importaciones a los efectos de garantizar sustentabilidad en la balanza de divisas" y aumentar las exportaciones.

Más noticias

0 Comentarios