Fidel Castro, el líder que gobernó "en la calle" y situó a Cuba en el mapa

Fidel Castro fue un líder que gobernó "en la calle" y "al lado del pueblo", además de alguien "trascendente" que colocó a Cuba en el mapa con su Revolución y dio "voz propia" al Tercer Mundo, según documentalistas e historiadores que trabajaron con el fallecido expresidente.

Fidel Castro, el líder que gobernó "en la calle" y situó a Cuba en el mapa Fidel Castro, el líder que gobernó "en la calle" y situó a Cuba en el mapa

Fidel Castro, el líder que gobernó "en la calle" y situó a Cuba en el mapa

Fidel Castro fue un líder que gobernó "en la calle" y "al lado del pueblo", además de alguien "trascendente" que colocó a Cuba en el mapa con su Revolución y dio "voz propia" al Tercer Mundo, según documentalistas e historiadores que trabajaron con el fallecido expresidente.

El documentalista y fotógrafo Roberto Chile, quien durante muchos años documentó casi a diario los pasos de Castro, fallecido el pasado viernes a los 90 años, lo recuerda como un hombre que "gobernó en la calle", con una personalidad "irrepetible".

"Él era un hombre que no gobernaba sentado en un despacho, dándole ordenes a sus ministros, él gobernaba en la calle, en el campo y al lado del pueblo", afirmó en una entrevista con Efe quien fue camarógrafo personal de Castro en sus viajes por Cuba y el mundo desde 1984 hasta 2006.

Al recordar los innumerables momentos en los que acompañó al líder de la Revolución, comentó que los hubo de "alegría, festejos y bromas", pero también de "tensión" y en sus recuerdos aparece uno que cataloga como el "más duro".

"Fidel estaba hospitalizado convaleciente de una intervención quirúrgica (en 2006). Fue el momento de grabar cuando firmó el documento en el que hacía dejación de sus cargos y (su hermano) Raúl (Castro) tomaba temporalmente el poder", relató el periodista.

"Nos dijo: 'los mandé a buscar por si hiciera falta tener estas imágenes'. Él estaba preocupado por su país, por el futuro de la Revolución, un momento realmente impactante que vivimos con mucha emoción", reveló Chile.

Recuerda también ver a la gente "queriéndolo tocar, retratar, fotografiarse con él, pidiéndole un autógrafo, no dejándolo caminar pero no para ofenderlo, agredirlo, (sino) para abrazarlo, para saludarlo".

Su conclusión fue que estaba trabajando "con un hombre con quien vale la pena trabajar", explicó. "Y así veo yo a Fidel", añadió.

"Uno no se imaginaba a Cuba sin Fidel. Sabía que él algún día no iba a estar, pero llegué a pensar que yo me iba a ir antes y todavía me suena extraño", contó al declararse "triste" por la muerte del comandante.

"Me acostumbraré, nadie es inmortal, él no es un Dios, era un hombre de carne y hueso y ahora lo demuestra más. Pero lamento la pérdida y duele", manifestó.

Para el historiador, profesor universitario y director de la Biblioteca Nacional José Martí, Eduardo Torres Cuevas, la desaparición física de Fidel no invalida "la vigencia y la presencia" de un pensamiento, el suyo, que sigue "vivo".

Y ese pensamiento puede ser "polémico" y "discutible", pero se centra en el Tercer Mundo, en ese mundo que "no tuvo las mismas voces antes de Fidel Castro", argumentó Torres Cuevas en una entrevista con Efe.

"Quiérase o no, se simpatice o no, la figura de Fidel Castro es trascendente, marca la segunda mitad del siglo XX y las primeras décadas del siglo XXI", apuntó.

Al valorar la influencia de Castro en la Historia, Torres Cuevas destacó, en primer lugar, el hecho de que colocó a Cuba y América Latina en un plano visual en el mundo que hasta entonces tenía como centro los conflictos en Europa y la Guerra Fría.

"Por primera vez entra el Tercer Mundo en el debate de lo que estaba ocurriendo, y no un Tercer Mundo que se descolonizaba de las metrópolis, sino un Tercer Mundo con voz propia", recalcó.

Según su tesis, el proyecto de la Revolución cubana marcó también un nuevo análisis que estuvo presente en todas las izquierdas, fundamentalmente en América Latina, y ha dejado "una huella".

En ese sentido, el historiador cubano resaltó la existencia de un grupo de figuras políticas de la izquierda latinoamericana que tienen a Fidel Castro como referente en países como Bolivia, Colombia, Venezuela, Ecuador, Argentina, Brasil, Nicaragua o El Salvador.

Por eso, su figura sigue siendo "emblemática" para toda la izquierda latinoamericana, porque "ahí él ha dejado un legado en su pensamiento", afirmó Torres Cuevas.

En cuanto a su experiencia personal de trabajo junto a Castro, recordó que, con ocasión de la visita a la isla del papa Juan Pablo II, ambos mantuvieron largas conversaciones en las que hablaron "de todo" y en particular del sacerdote y patriota independentista cubano Félix Varela (1788-1853).

"Se ha hablado del Fidel orador, a mí me gusta decir que también había un Fidel oyente", apostilló.

Más noticias

0 Comentarios