Evo Morales destaca el interés sin imposiciones de la JIFE en el plan antidroga de Bolivia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, valoró hoy que una misión de la Junta Interamericana de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) visite su país para conocer su modelo de lucha contra el narcotráfico y no para "imponer políticas" como en etapas anteriores.

Evo Morales destaca el interés sin imposiciones de la JIFE en el plan antidroga de Bolivia Evo Morales destaca el interés sin imposiciones de la JIFE en el plan antidroga de Bolivia

Evo Morales destaca el interés sin imposiciones de la JIFE en el plan antidroga de Bolivia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, valoró hoy que una misión de la Junta Interamericana de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) visite su país para conocer su modelo de lucha contra el narcotráfico y no para "imponer políticas" como en etapas anteriores.

El gobernante dijo a los medios que está sorprendido porque la JIFE quiere conocer cómo se enfrenta al narcotráfico en Bolivia, ya que antes hacia las visitas "para imponer políticas, programas, para criticar los resultados de la lucha contra el narcotráfico".

Agregó que por motivos de su agenda no pudo reunirse con el representante de la JIFE Bernard Leroy, que realiza estos días evaluaciones en las zonas productoras de hojas de coca del Chapare (centro) y de Los Yungas (oeste).

El mandatario destacó que el país está cumpliendo con los objetivos de erradicación de cocales ilegales, que son la base para la fabricación de la cocaína, en un trabajo que ha sido reconocido por la Unión Europea y de Naciones Unidas.

Agregó que Bolivia se enfrenta al narcotráfico sin bases militares estadounidenses, ni la agencia antidroga DEA de Estados Unidos al considerar que ese país utiliza "el narcotráfico con fines netamente geopolíticos".

Como ha hecho en otras ocasiones, el mandatario sostuvo que en Colombia los cultivos de hojas de coca han crecido en lugar de bajar, pese a contar con ayuda militar estadounidense y de la DEA.

"Donde está Estados Unidos (...) crece el narcotráfico", apuntó.

Los cultivos ilegales de hojas de coca de Bolivia se redujeron de forma neta apenas en un 1 % en 2015 y se situaron en 20.200 hectáreas, pese al esfuerzo realizado en la destrucción de los cocales, según un informe de Naciones Unidas de julio pasado.

El Gobierno de Morales, que es líder de los productores de coca del Chapare, se plantea reformar la ley antidroga y permitir que los cultivos legales de la planta suban de 12.000 a 20.000 hectáreas.

El Ejecutivo argumenta que es necesario ese nuevo volumen legal de plantaciones para cubrir el consumo de la hoja entre los indígenas y campesinos y los proyectos de la industrialización legal de la planta.

Más noticias

0 Comentarios