Dirigente comunitaria dice que son ocho los indígenas muertos en Guatemala

Una dirigente cívica de Totonicapán aseguró que son ocho los indígenas muertos el jueves pasado en una protesta en el noroeste de Guatemala, de lo que se culpa al Ejército, pero las autoridades se mantienen en que son seis.

Una dirigente cívica de Totonicapán aseguró que son ocho los indígenas muertos el jueves pasado en una protesta en el noroeste de Guatemala, de lo que se culpa al Ejército, pero las autoridades se mantienen en que son seis.La presidenta de la Junta Directiva de los 48 cantones de Totonicapán, Carmen Tacam, en declaraciones que publica hoy el diario local Prensa Libre, aseguró que "la población repudia y lamenta que ya son ocho las víctimas mortales que dejó el ataque".Según Tacam, uno de los otros dos supuestos fallecidos fue identificado como Jesús Domingo Caniz, de Quetzaltenango, mientras el otro muerto es natural de Sololá.Sin embargo, el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), solo da cuenta oficialmente de seis muertes durante la protesta que realizaron pobladores del departamento noroccidental de Totonicapán.Hasta ahora sólo se han realizado seis necropsias, sostiene el director del Inacif, Jorge Cabrera.El coordinador del Sistema Nacional de Diálogo de la Presidencia de Guatemala, Miguel Ángel Balcárcel, dijo al rotativo que serán las investigaciones las que aclaren la muerte de los indígenas y se determine quién es el responsable.Tacam también lamenta que hasta hoy no se de a conocer el avance de las investigaciones para esclarecer la muerte de los indígenas.El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, ha puesto a disposición de la justicia a siete soldados que admitieron haber disparado al aire y en defensa propia durante la protesta.También ha sido detenido el guardia de seguridad privada de un camión que, según el mandatario, habría sido quien disparó contra la muchedumbre a la altura del kilómetro 170 de la carretera Interamericana, en una zona conocida como cumbre de Alaska.El Ejército no ha ofrecido ninguna reacción ante la denuncia de Tacam.En Totonicapán, de donde eran originarios los manifestantes, existe calma y no se tiene previsto convocar a más protestas, según Eusebio Hernández, vicepresidente de la Junta Directiva de los 48 cantones de ese departamento.Durante la protesta los cientos de pobladores rechazaban el alza de la energía eléctrica y las reformas constitucionales que promueve el presidente Pérez Molina en Guatemala.Dirigentes de organizaciones sociales y religiosas han hecho un llamamiento a la calma y a la paz a los pobladores, y han pedido a las autoridades que se investiguen los hechos y que se aplique la ley a los que resulten responsables de esta matanza.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios