Diputado brasileño condenado por el "juicio del siglo" se entrega a las autoridades

El diputado brasileño João Paulo Cunha, uno de los condenados en el llamado "juicio del siglo", por corruptelas denunciadas durante el primer mandato del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, se entregó hoy a las autoridades, poco después de que la Corte Suprema expidiera la orden de prisión.

El diputado João Paulo Cunha, uno de los 25 condenados en el llamado "juicio del siglo", por corruptelas denunciadas en 2005, durante el primer mandato del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. EFE/Archivo El diputado João Paulo Cunha, uno de los 25 condenados en el llamado "juicio del siglo", por corruptelas denunciadas en 2005, durante el primer mandato del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. EFE/Archivo

El diputado João Paulo Cunha, uno de los 25 condenados en el llamado "juicio del siglo", por corruptelas denunciadas en 2005, durante el primer mandato del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. EFE/Archivo

El diputado brasileño João Paulo Cunha, uno de los condenados en el llamado "juicio del siglo", por corruptelas denunciadas durante el primer mandato del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, se entregó hoy a las autoridades, poco después de que la Corte Suprema expidiera la orden de prisión.Cunha se presentó a las autoridades en el Complejo Penitenciario de la Papuda, en la capital Brasilia y donde están recluidos otros condenados del mismo caso, y a través de su Asesoría de Prensa emitió una carta pública en la que consideró el juicio como un "show mediático".En la carta, Cunha alegó nuevamente su inocencia y admitió la posibilidad de enfrentar un "juicio legítimo" en la Cámara de Diputados, que deberá decidir el futuro político del actual congresista.La orden de captura entregada hoy a la Policía Federal (PF) fue expedida por el presidente del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, Joaquim Barbosa, quien había ordenado el encarcelamiento de Cunha el pasado 6 de enero, después de rechazar un último recurso del diputado del gobernante Partido de los Trabajadores (PT).El presidente de la máxima corte salió a vacaciones un día después sin firmar el texto de la orden de prisión porque todavía no había sido elaborada por la Secretaría Jurídica de la corte.Los magistrados Carmen Lucia y Ricardo Lewandowski asumieron interinamente la Presidencia del STF durante la ausencia de Barbosa, pero ninguno de los dos firmó la orden de prisión que estaba pendiente.Las condenas de 25 políticos y empresarios hallados culpables de este sonoro proceso comenzaron a ser ejecutadas gradualmente desde el pasado 15 de noviembre, con la excepción de tres de los reos, entre ellos Cunha, que todavía tenían posibilidad de presentar apelaciones.Cunha, expresidente de la Cámara de los Diputados y quien todavía ocupa un escaño en el Legislativo por el PT, partido de Lula y de la actual presidenta brasileña, Dilma Rousseff, cumplirá una pena inicial de seis años y cuatro meses de prisión en régimen semiabierto por corrupción pasiva, lavado de dinero y malversación.Según consideró probado la corte, cuando Lula ganó las elecciones de 2002, el PT tejió una red de corruptelas que se valió de dinero público para financiar campañas y sobornar a dirigentes de otros cuatro partidos para que dieran al Gobierno la mayoría parlamentaria que no había obtenido por medio del voto.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios