La Cumbre Iberoamericana quiere abrir paso a jóvenes como actores políticos

La Cumbre Iberoamericana de Cartagena apuesta en su vigésimo quinta edición por los 160 millones de jóvenes de su comunidad, los más preparados de la historia y los que sufren en mayor medida problemas como el desempleo, pero ante todo son los "actores estratégicos" para el desarrollo de la región.

La Cumbre Iberoamericana quiere abrir paso a jóvenes como actores políticos La Cumbre Iberoamericana quiere abrir paso a jóvenes como actores políticos

La Cumbre Iberoamericana quiere abrir paso a jóvenes como actores políticos

La Cumbre Iberoamericana de Cartagena apuesta en su vigésimo quinta edición por los 160 millones de jóvenes de su comunidad, los más preparados de la historia y los que sufren en mayor medida problemas como el desempleo, pero ante todo son los "actores estratégicos" para el desarrollo de la región.

Así lo cree el secretario general del Organismo Internacional de Juventud, el mexicano Max Trejo, que recuerda que uno de cada cuatro habitantes de Iberoamérica pertenece a este segmento y pese a las diferencias culturales, los jóvenes de ahora responden a una realidad "glocal" tan conectados con su lugar de origen (local), como a nivel global.

La cita internacional, que se celebrará el 28 y 29 de octubre en Cartagena de Indias, servirá de escenario para la refundación de esta entidad, que cambiará su nombre de Organización Iberoamericana de Juventud a Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica, y que se convertirá en el único órgano del mundo dedicado a juventud.

"No es un cambio de marca, es un cambio de modelo", argumenta Trejo, cuya organización ha impulsado la redacción del Pacto Iberoamericano de Juventud que suscribirán en Colombia todos los países miembros.

El documento recoge las propuestas extraídas de una veintena de foros celebrados en los países miembros -integrados por jóvenes-, junto a políticas de los ministerios responsables de juventud y acompañado por un plan de acción con medidas concretas.

"Queremos salir de los párrafos redondos que en ocasiones dicen mucho pero actúan poco", señala a Efe el director de la OIJ, un organismo con sede en Madrid y estrechamente vinculado a la Secretaría General Iberoamericana, que dirige Rebeca Gryngspan.

Esta "alianza intergubernamental por la juventud" recoge medidas como la creación de un Programa Iberoamericano de Voluntariado, o acciones de formación en capacidades digitales para mujer, por mencionar sólo dos medidas concretas.

El objetivo de la OIJ en esta cita internacional es que gobiernos, sector privado, instituciones educativas y sociedad civil se unan "de forma colaborativa, no competitiva" para aplicar este pacto, que ya fue suscrito en septiembre en Medellín (Colombia) por los ministros responsables de juventud de los países iberoamericanos.

Pese a ser la generación más preparada de todos los tiempos, los jóvenes iberoamericanos son también los que más difícil acceso tienen al empleo, un "potencial" que Trejo anima a aprovechar en el plano institucional.

"Los jóvenes están cambiando los pilares del libre mercado y lo van a hacer también en el plano público", explica el secretario general de la OIJ en referencia a exitosas iniciativas de economía colaborativa que aprovechan las redes para generar nuevos negocios, como Uber o Airbnb.

Pese a las distintas realidades que integran el espacio iberoamericano, adoptar una estrategia común en materia de juventud puede ser el pilar desde el que atajar problemáticas tan variadas como el empleo, la educación o la salud: "Estamos en el mejor momento para apostar por los jóvenes, no debemos desaprovechar la oportunidad", apostilla.

Más noticias

0 Comentarios