Costa Rica y El Salvador dan una lección a Nicaragua, según expresidenta del CSE

Costa Rica y El Salvador dan una lección a Nicaragua por la forma como se desarrollaron los comicios presidenciales en esos países vecinos y por contemplar la segunda vuelta, dijo hoy la expresidenta del Consejo Supremo Electoral (CSE) nicaragüense, Rosa Marina Zelaya.

Costa Rica y El Salvador dan una lección a Nicaragua por la forma como se desarrollaron los comicios presidenciales en esos países vecinos y por contemplar la segunda vuelta, dijo hoy la expresidenta del Consejo Supremo Electoral (CSE) nicaragüense, Rosa Marina Zelaya."Hemos visto cómo El Salvador y Costa Rica nos están dando una interesante lección, no solamente como organización electoral, sino también los partidos participantes, los votantes, nos están dando una lección de confianza y armonía, donde realmente se respeta el voto popular", declaró Zelaya, al canal 12 de la televisión local.Tanto en El Salvador como en Costa Rica, los candidatos a la Presidencia se quedaron cortos al no obtener la mayoría absoluta de votos, por lo que en ambos países se necesitará una segunda ronda para definir al próximo presidente.Algunos aspectos observados en los países vecinos, que no se registran en Nicaragua desde 2008, son la tolerancia de los electores y la aceptación de los resultados, señaló la expresidenta del CSE.Zelaya, quien presidió el CSE entre 1996 y 2000, dijo que, en los países donde se contempla la segunda vuelta electoral, los candidatos ganadores tendrán un respaldo favorable de la población, algo que ya no existe en Nicaragua."El que vaya a salir gobernando, lo hará con un voto favorable de la mayor cantidad posible de electores, lamentablemente en Nicaragua eso se perdió en las últimas reformas constitucionales", comentó Zelaya.Las reformas a la Constitución Política Nicaragüense, aprobadas por legisladores del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) entre diciembre y enero pasados, eliminaron la posibilidad de la segunda ronda, puesto que ahora ganará los comicios el que obtenga mayoría simple de sufragios.El FSLN, al que pertenece el presidente Daniel Ortega, es el partido más disciplinado de Nicaragua, lo que le asegura el 30 % del electorado, algo que no alcanza la oposición, según diversas fuentes.Las reformas a la Constitución también otorgan más poderes a Ortega y le permitirán presentarse a la reelección de manera indefinida.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios